Una oportunidad malograda
ENSAYO / 8 septiembre, 2012

HORACIO EICHELBAUM Las naciones oscuras, una historia del Tercer Mundo, del hindú Vijay Prashad, re-elabora la visión del Siglo XX pero en parte malogra su esfuerzo por adoptar un enfoque excesivamente ideologizado. Resulta curioso hablar de una obra de la que se podría hacer un elogio desmesurado y también una diatriba implacable. Tal vez no fuera un mal método para enfrentarse con cualquier obra. Pero en el caso de Las naciones oscuras, de Vijay Prashad, esos criterios, opuestos pero complementarios, son inevitables. Se puede ver a Prashad, (nacido en la India y profesor en el Trinity College, de Connecticut, Estados Unidos), como el descubridor de una nueva manera de afrontar la historia del mundo en el Siglo XX. El Tercer Mundo es reivindicado, con razón, como un proyecto y no un mero compartimiento en un planeta que entonces –final de la II Guerra– estaba escindido en dos, Occidente y la Unión Soviética. Dos polos que aparentemente pugnaban por imponer ideas enfrentadas, pero que en realidad eran dos imperios disputando la hegemonía global. Al no marcar esa diferencia esencial Prashad cae en la trampa de creerse la fachada de ideologías en pugna. Tras una muy piadosa crítica de los soviéticos, hay…