Imprescindible para entender la I Guerra Mundial
ENSAYO / 4 febrero, 2014

TINO PERTIERRA «¿Por qué recordamos aún el 11 de noviembre? ¿Por qué seguir conmemorando los casi diez millones de solados caídos entre 1914 y 1918 cuando en el mundo unos veinte millones perdieron la vida en accidentes de tráfico entre 1898 y 1998 y más de 30 millones murieron durante la primera epidemia de gripe de 1918 y 1919?» David Stevenson responde a esas preguntas, y a muchas más, en 1914-1918, Historia de la I Guerra Mundial (Debate), sin duda uno de los mejores libros jamás escritos sobre la feroz contienda que cambió al mundo, y de la que mucho se escribirá durante el año que estamos a punto de estrenar. Una obra de rigor admirable, profundidad incuestionable y y una pasmosa capacidad para narrar al tiempo que se analiza lo que sucedió y por qué sucedió. Stevenson apunta que «la Primera Guerra mundial tuvo unas características que la hicieron emblemática de otras guerras modernas, no solo del siglo XX, sino también posteriores. Supuso para los combatientes unas experiencias nuevas y terribles, y obligó a los distintos frentes a llevar a cabo una movilización sin precedentes. Además de representar un verdadero desastre, se convirtió en condición previa de futuros desastres,…