El peso del amor
MARCAPÁGINAS / 25 septiembre, 2013

GUILLERMO BUSUTIL ORSON WELLES Y EDGAR NEVILLE SON ALGUNOS nombres célebres, entre otros, que en un momento de vidas fueron personas obesas, con las inclinaciones del buen gourmet y con un halo de seductores entre las mujeres. Sin embargo, en una sociedad tiralinealizada por la estética de la delgadez o de la proporción divina de las curvas, es difícil aceptar una historia de amor entre una persona obesa y una que represente la exquisitez de la figura. Aún así las hay, demostrando que el amor no es una dieta ni una sombra matemática. También hay huellas en el cine y en la literatura del triunfo del amor por encima de las exigencias o modas de las básculas. Pero entre todas ellas hay una que es un clásico. Una espléndida, divertida y ágil novela, que sobresale por el tono hilarante de la historia, por la ternura que encierra y por la brillantez de la escritura de su autor, Henri Béraud. Se trata de El martirio del obeso, que su autor escribió en dos semanas y que fue premiada en 1922 con el prestigioso premio Gouncourt. Una magnífica pieza literaria que rescata ahora la editorial Tropo, con la traducción de Verónica Fernández…