Y Juan Benet vive
ENSAYO / 3 noviembre, 2018

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ La excelencia literaria de Juan Benet se merecía un trabajo ­-a caballo entre el ensayo, la biografía y la semblanza- como el realizado por el escritor malagueño Rafael García Maldonado con Benet, la ambición y el estilo. En el otoño de 1994 y bajo la dirección del catedrático José María Martínez Cachero, defendí con éxito mi tesis doctoral en la Universidad de Oviedo ante un tribunal presidido por el hoy director de la Real Academia Española, Darío Villanueva: «Una meditación crítica sobre Juan Benet». La animaba el propósito de ser un recorrido exhaustivo por la vida y obra del escritor (e ingeniero de Caminos), muerto en 1993. Aspiraba asimismo a rendir homenaje a quien fuera figura excepcional de nuestras letras y con el que me unió amistad. En febrero de 1998, la editorial Alfaguara decidió publicarla – con las correcciones oportunas por mi parte para hacer su lectura más llevadera, entre ellas eliminar la palabra «crítica» de su título- , me satisfizo el magro adelanto económico habitual por entonces y se desentendió por completo del libro. Ni recibí información sobre sus ventas, ni las liquidaciones correspondientes. Con lo cual, Una meditación sobre Juan Benet se convirtió en el…

Jorge Eduardo Benavides: El infiernillo literario
DESTACADOS , NOVELA / 16 julio, 2018

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ El escritor Jorge Eduardo Benavides publica El asesinato de Laura Olivo en Alianza Editorial El protagonista de esta novela negra es un negro que investiga un caso donde intervienen algún negro literario. Traduzco al lenguaje políticamente correcto antes de que alguien encienda la hoguera: el protagonista de esta novela que se desarrolla en un ambiente criminal y violento es una persona de piel negra que investiga un caso donde intervienen alguna persona que trabaja anónimamente para lucimiento y provecho de otro, en trabajos literarios. Nuestro héroe tiene un nombre eufónico y acaso irónico: Colorado Larrazabal. «Colorado· por ser una forma coloquial de referirse a los negros en el Perú, su país de origen. «Larrazabal» por ser de ascendencia vasca, de por Lekeitio. Quédense con la copla, pues todo huele a que será un personaje que creará serie y, a su debido tiempo, veremos una fajilla con el consabido «Un nuevo caso de Colorado Larrazabal». Por ser un policía honesto entre la deshonestidad de Fujimori y compañía, tuvo que salir por pies de Lima y terminó por afincarse en el barrio madrileño de Lavapiés (uno de los enclaves protagonistas, junto a Usera). Maltrabajó o malvivió por aquí y…

Nicola Gardini: Este hombre sabe latín
ENSAYO / 17 febrero, 2018

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ El poeta, profesor y editor Nicola Gardini publica ¡Viva el latín!, la historia y reivindicación de esta lengua clásica, considerada inútil por los obsesionados con la utilidad   Creo que fue ya en mi época de facultad (los 70 del XX) cuando comenzaba en las asambleas estudiantiles a alzarse la voz de protesta contra el estudio de las lenguas clásicas. Recuerdo cómo citaba (mal) a Bertrand Russell un por entonces ferviente revolucionario e inspector hoy de Educación: «Como dice Russell, para qué estudiar latín si existen buenas traducciones». El tan admirado Nobel sí sostenía lo siguiente: «Me molestaba que me hubiesen obligado a aprender latín y griego. Era una tontería aprender un idioma que ya no se hablaba. Creo que todo el poco bien que me proporcionaron los años de estudios clásicos lo podría haber obtenido en la vida adulta en un mes»- Contra este tipo de opiniones, contra la enseñanza entendida solo como una acumulación de saberes prácticos que faculta para la inserción laboral pero anula raciocinio y sentimiento, se alza esa defensa de lo inútil (por ser tan altamente útil) que -siguiendo la estela de Nuccio Ordine y otros- representa el goloso libro del poeta,…

Benjamin Black: Un hombre frío en un mundo frío
ANÁLISIS , NOVELA / 2 enero, 2018

Buen estilo y puntos ciegos, la doble cara de Pecado, la nueva entrega de Benjamin Black. FRANCISCO GARCÍA PÉREZ Como es bien sabido –sobre todo tras la popularidad que le concedió el Premio Príncipe de Asturias de las Letras en el 2014, el escritor irlandés John Banville (1945) se vale del seudónimo Benjamin Black para publicar novelas de corte policiaco –me resisto a escribir «popular»– protagonizadas por lo general por el forense Quirke, ya una institución entre sus lectores, en la Irlanda de mediados del XX. Banville es, pues, el novelista culto, fino, de elevado estilo (La mar, por ejemplo) o el biógrafo de Copérnico o Kepler. Black es, por el contrario, quien nos acerca hechos criminales que transcurren en la ominosa atmósfera de una muy católica sociedad ante los ojos cargados de alcohol y desesperanza de un patólogo. (Y también Black firma un remedo de Raymond Chandler, titulado La rubia de los ojos negros: remedo, dejémoslo ahí con benevolencia). No obstante, tal como están las cosas, nada extrañaría que más de un youtuber apresurado y adanista (pleonasmo) acabase contando que Banville es el seudónimo de Black. El caso es que el doctor Quirke parece que ya le ha dado…

Antonio Orejudo y ‘Los Cinco’: nacidos en los 60
NOVELA / 10 octubre, 2017

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ El autor novela sobre una de las escasas señas de identidad de la generación en Los cinco y yo, una obra publicada por la editorial Tusquets Por fin puedo confesarlo: no he leído ni una de las aventuras de Los Cinco, la serie de novelas que la inglesa Enid Blyton hace protagonizar a cuatro chavales y un perro. Quienes nacimos en los 50 del XX, nos veíamos siempre obligados a decir que habíamos crecido con Salgari, Julio Verne y La isla del tesoro (aun siendo falso a veces: mis primeras lecturas librescas fueron Robinson Crusoe y una edición ilustrada del Quijote, creo recordar). Cuando se publican en España las andanzas de Julián, Dick, Ana, Jorgina y Tim, nos pillan a los del medio siglo pasado entrando ya en la adolescencia, tiempo en que nos ocupaban otras cosas que de más enjundia nos parecían. Sin embargo, desde el comienzo de 1960 hasta que finaliza el 65, nació en nuestro país un grupo de escritores al que los profesores universitarios andan locos hoy por poner nombre generacional. Aunque parezca una lista de correo (incompleta), ahí están Belén Gopegui, Eloy Tizón, Felipe Benítez Reyes, Ignacio Martínez de Pisón, Javier Azpeitia,…

Erotismo, periodismo, matonismo y vargallosismo
NOVELA / 5 marzo, 2016

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ Cinco esquinas, la novela del Premio Nobel que hoy llega a las librerías, reúne a modo de resumen todos los elementos presentes en la extensa producción de su autor, arropados con la magnífica prosa que acostumbra A quienes se topen por primera vez con una novela de Mario Vargas Llosa (1936) y sea esta Cinco esquinas, puede parecerles un policiaco más, muy bien escrito, dominando la historia y las subhistorias en todo momento, pero acaso inmerecedor de tanta fama como adorna al Premio Nobel peruano y español. Sin embargo, a quienes se topen de vez en cuando con Vargas Llosa, sobre todo el de los últimos dieciséis años, el posterior a La fiesta del Chivo, acaso les entretenga y en nada desagrade Cinco esquinas (nombre de una zona limeña de los Barrios Altos, conocedora en su tiempo de esplendor y lujo, degradada y muy peligrosa hoy; nada que ver con una película del mismo título de 1987) pero sigan creyendo que tanto como para obtener los mayores galardones de las Letras que atesora su autor no sea. Y tercero: a quienes nos hemos leído de cabo a rabo a Vargas Llosa y aguardamos sus nuevas entregas como…

El columnista risueño
ANÁLISIS , ENSAYO / 7 octubre, 2013

FRANCISCO GARCÍA PÉREZ La editorial Pepitas de Calabaza publica Mis mejores páginas, una antología del modo de mirar de Julio Camba, cuya lectura es un antídoto contra la mala leche que va comiéndonos el espíritu. Es cierto, como acaba de escribir Javier Marías, que los poderosos no sólo nos quie- ren arruinados y tristes: también avinagrados. Pues bien, la lectura del viejo periodista gallego Julio Camba (1882-1962), del que tantos consideran el padre de todos los columnistas de prensa, del tan olvidado un tiempo por su defensa del franquismo, es un antídoto contra la mala leche que va comiéndonos el espíritu: no un adormecedor opiáceo, sino una forma de mirar que busca la esquina, el detalle, el matiz, el enfoque preciso en una breve columna periodística para que la realidad no nos dé sólo arcadas, para que nos deje una media sonrisa al menos colgada de los labios. No son lo mismo las páginas mejores que las mejores páginas: en este libro Camba recopila sus páginas mejores, y sobre ello discurre en el prólogo: «Las otras son también bastante buenas, no se vayan ustedes a creer». Primera sonrisa. Sonreirá también el lector con las opiniones sobre ingleses, franceses, alemanes, yanquis….