Quién es García Montero
MARCAPÁGINAS , NOVELA / 7 septiembre, 2012

GUILLERMO BUSUTIL LOS ESCRITORES SE ESCONDEN EN SUS LIBROS. Escogen a un personaje, como si fuese la máscara de un abrigo de invierno, y le inculcan sus sueños, sus obsesiones, sus miedos, la manera con la que su mano alarga o abrevia el diálogo con un trago o las palabras con las que dibujan, una vez y otra, el mundo que imaginaron en la infancia. Si el escritor es un poeta, este juego es más peligroso, porque entran en juego las emociones experimentadas, las aprehendidas en las lecturas, las que huyeron antes de tiempo o las que se perdieron en el camino y que van desnudándose como una forma de rebeldía, de humanidad sin fronteras. Está claro que en un poema, en un relato, en una novela o en un ensayo, el escritor es un eco de sí mismo que busca confesarse o confrontar su identidad y su realidad. Pero si en los libros un escritor existe y se sueña, en el estudio donde escribe es donde se reencuentra con las vidas que tuvo, con la que persigue a solas, con las que añora y las que dejó atrás voluntariamente. A veces, ese territorio íntimo de las huellas de la…