Boyd, de actor a espía en la Gran Guerra
NOVELA / 12 abril, 2013

JOSÉ VICENTE RODRÍGUEZ Los espías no son sólo cosa de la Guerra Fría. William Boyd plantea una estupenda intriga ambientada en la Primera Guerra Mundial con un joven actor inglés que, tras pasar por la Viena de Freud, será reclutado por la Inteligencia Británica. Depositario de la tradición de escritores como Graham Greene o John Le Carré, preocupados ante todo por escribir para entretener, el «afroescocés» William Boyd insiste en el relato de espías con Esperando el alba, una elaborada trama que abarca desde la fascinante Viena de Freud en 1913 hasta el Londres bombardeado de la Primera Guerra Mundial. Nada es lo que parece en esta intriga, que comienza con formato de aventura pasional y acaba como una investigación de agente secreto, al estilo de un pionero 007 (no en vano, el próximo proyecto del autor es escribir una nueva aventura de Bond). Lo mejor de Esperando el alba, que tiene mucho de inteligente alegato antibélico, es su calculadísima ambigüedad. Tan importante es lo que muestra como lo que esconde o, mejor dicho, lo que se sugiere porque Boyd deja muchas puertas abiertas y múltiples claroscuros con los que el lector puede llegar a sus propias conclusiones. El protagonista…

El porvenir ya es hoy
NOVELA / 28 mayo, 2012

FRAN ROMERO / JOSÉ LUIS GARCÍA GÓMEZ Alejado del futuro, entelequia a la que William Gibson (1948) parece haber renunciado, en un giro apropiado para el padre fundador de aquella cosa futurista que se llamó cyberpunk – «¡No future!»-. El autor de Neuromante se ha instalado en la apatía de un presente anodino y sin esperanzas, que es el que retrata en Historia cero (Ediciones Plata / Urano, 2012), cierre de la llamada Trilogía de Bigen, compuesta por las precedentes Mundo espejo (Minotauro, 2004) y País de espías (2009). Aquí no hay ni una triste guerra espacial, solo un tiempo presente gemelo al nuestro, suerte de ruido blanco que Gibson relata en un ascético ejercicio de renuncia de su maravillosa prosa barroca, como si no pudiera arrancar ninguna descripción hermosa del hoy. Capítulos y frases cortas, casi un reflejo del tiempo Twitter –por cierto, el de Gibson es un poco rollo, la verdad–, dan forma a esta novela de espionaje industrial con alma de thriller conspirativo. En zonas oscuras Los personajes de Historia cero son espías drogadictos, seres rotos que se mueven por una inercia que ellos mismos desconocen, personajes que se rigen por un código de honor que se…