Océanos en ebullición
NOVELA / 1 mayo, 2016

Las aventuras náuticas clásicas y la ciencia ficción se dan la mano en Deriva, novela corta de Magín Méndez editada por Ediciones El Transbordador, en cuyas páginas la acción es sólo la superficie de un relato lleno de ideas por explora FRANCISCO ROMERO Ben y Virgana vagan arrastrados por la corriente en una embarcación cuya tecnología ha fallado inexplicablemente. Sin posibilidad de tomar el control en un mar embravecido, sin tierra a la vista, su única esperanza de salvar el pellejo es su propio ingenio y -al ser esto un relato de ciencia ficción– una inteligencia artificial llamada Marius Tercero que orbita sobre el planeta oceánico en el que están atrapados. Esta breve sinopsis ha de servir de presentación para Deriva (Ediciones El Transbordador), novela del gallego Magín Méndez Sanguos que entremezcla a la perfección los elementos clásicos de los relatos marineros con la ciencia ficción, creando un divertimento mucho más profundo –a la manera del océano que describe– de lo que podría parecer en un primer momento. La principal ventaja de la ciencia ficción es que puede hacer propios elementos de otros géneros. Desde la novela negra al terror, la ciencia ficción fagocita cualquier historia que sea digna de…

Una oportunidad malograda
ENSAYO / 8 septiembre, 2012

HORACIO EICHELBAUM Las naciones oscuras, una historia del Tercer Mundo, del hindú Vijay Prashad, re-elabora la visión del Siglo XX pero en parte malogra su esfuerzo por adoptar un enfoque excesivamente ideologizado. Resulta curioso hablar de una obra de la que se podría hacer un elogio desmesurado y también una diatriba implacable. Tal vez no fuera un mal método para enfrentarse con cualquier obra. Pero en el caso de Las naciones oscuras, de Vijay Prashad, esos criterios, opuestos pero complementarios, son inevitables. Se puede ver a Prashad, (nacido en la India y profesor en el Trinity College, de Connecticut, Estados Unidos), como el descubridor de una nueva manera de afrontar la historia del mundo en el Siglo XX. El Tercer Mundo es reivindicado, con razón, como un proyecto y no un mero compartimiento en un planeta que entonces –final de la II Guerra– estaba escindido en dos, Occidente y la Unión Soviética. Dos polos que aparentemente pugnaban por imponer ideas enfrentadas, pero que en realidad eran dos imperios disputando la hegemonía global. Al no marcar esa diferencia esencial Prashad cae en la trampa de creerse la fachada de ideologías en pugna. Tras una muy piadosa crítica de los soviéticos, hay…