David Trueba: ‘So emotional’
MARCAPÁGINAS / 9 octubre, 2017

GUILLERMO BUSUTIL Todos conocemos el final. Y el final no es feliz. Así empieza la historia de Dani Mosca en 360º a la redonda. La metáfora de una generación, que peina canas y tararea desencantos y éxitos con cicatrices, y que como todas tiene su árbol de la vida en la infancia y en la amistad. Las dos grandes ramas de la existencia a las que todos nos subimos para trepar a la aventura del futuro y aprender crecer sin suelo, a retar lo que somos, y también lo que escondemos. Ilusión y vértigo en esos años en los que ninguno sabe que muchos besos terminan sabiendo a trapo viejo, que cuando se abre el abismo es importante que haya un abrazo que nos rescate, y que las pérdidas tienen el estribillo de una canción. Pablo Milanés, Billie Holliday, Morrisey, Los Kinks, Dylan. Hay rebeldía también en esta historia de iniciación sentimental y de viaje a la madurez con la que David Trueba ha compuesto un emotivo road movie, con un muerto en el asiento de atrás, su padre, y un conductor para el que su oficio no es fúnebre, sino todo lo contrario: una catarsis acerca de la vida…