Libros con fotos, con muchas fotos
DIARIO DE LECTURAS / 23 junio, 2018

JOSÉ LUIS G. GÓMEZ Leo El puente (Alfaguara, 2018), un magnífico trabajo periodístico de Gay Talese, gran maestro del reportaje en Estados Unidos, y aflora en mí el recuerdo de aquellos bellos libros fotográficos que publicó Lumen en los 60 -y a los que yo llegué en sus reediciones de los 80-. El de Talese es un trabajo de 1964 sobre los hombres que construyeron el puente de Verrazano-Narrows, que une Brooklyn y Staten Island. Los textos de Talese son fabulosos: ricos en detalles, anécdotas y descripciones de personajes y lugares, casi parecen retratos a lápiz robados entre conversaciones en barras de bares mugrientos; pero las muchas fotografías que incluye el libro, la mayoría de Bruce Davidson, no se quedan atrás en capacidad narrativa. Si he llegado a leer esto no es solo por Talese, es porque me encantan los libros que son reportajes fotográficos. Y vuelvo a aquellos libros de Lumen. Recuerdo uno de tauromaquia, de Camilo José Cela, y otro sobre la casa de Pablo Neruda. Aquello era una cosa muy literaria, muy culta, quizá snob, aunque en aquellos volúmenes las fotografías lo eran (casi) todo. No sé si hoy, cuando todos nos creemos fotógrafos, estos libros tienen…

Camilo José Cela: Paseos por Madrid y Barcelona
ILUSTRADOS / 18 diciembre, 2017

ALFONSO VÁZQUEZ Ediciones del Viento publica la edición conjunta de los atinados esbozos del Premio Nobel español sobre Madrid y Barcelona con ilustraciones de Esplandiú y Lloveras En unos pocos días de febrero de 1966, Camilo José Cela (Iria Flavia, La Coruña, 1916-Madrid 2002), dejó escritos unos esbozos de paseante por Madrid, que serían publicados por Alfaguara con el título de la capital de España y las ilustraciones de Juan Esplandiú. Repitió la hazaña en pocos días de 1967 y 1970 para dar lugar a Barcelona, las estampas personales de la Ciudad Condal, acompañadas por los dibujos de Frederic Lloveras. La editorial Ediciones del Viento ha querido conmemorar el reciente centenario del nacimiento del premio Nobel español con la publicación conjunta de estas dos obras, en un espléndido volumen ilustrado, en una doble edición en castellano (encabezada por Madrid) y en catalán (con Barcelona en primer lugar). Pese al poco tiempo que le llevó escribir las obras, o precisamente por eso, el libro es una delicia por la cantidad de rápidas pinceladas, retranca y también, amena información histórica que contiene.   El amanuense del viaje a la Alcarria (en su primera parte, sin choferesa), se ha hecho urbanita pero recorre las calles…