Ah Yi: Anatomía de un vacío
NOVELA / 20 mayo, 2018

RICARDO MENÉNDEZ SALMÓN La excelente novela Una pizca de maldad, de Ah Yi, nos hace pensar en el vasto panorama literario de China, cuyos autores, salvo algún premio nobel, ignoramos completamente El cine policiaco, cierta literatura de género y la sección sucesos de la realidad nos familiarizan con la idea de que, en el campo del delito, el móvil es la madre de todas las batallas. Detectado el móvil de un hecho radical como puede ser el asesinato, el abanico de la sospecha se perfila y se clarifican los motivos desencadenantes de la acción. Si el amor no atiende a razones, el crimen sin duda las exige. Por ello, existen pocas circunstancias tan desasosegantes como la de hallarse ante una violencia sin porqué. Cuando Meursault en El extranjero mata al árabe en la playa, lo hace con una especie de delicadeza y con una ausencia de pasión que nos abruman mucho más que cualquier manifestación de rencor o de ira. Ser un asesino apático e indiferente propone una paradoja demasiado profunda, que a la postre se convierte en monstruosa. La ausencia de significado condena al estupor. Algo de ese pasmo nos asiste ante la burocratización del asesinato de masas, industrial,…