Joaquín Dicenta: Crónicas de la mina y el mar
CRÓNICA / 20 enero, 2018

ALFONSO LÓPEZ ALFONSO Espumas y plomo (Editorial Renacimiento) es una muestra de cómo la prosa de Joaquín Dicenta resiste el paso del tiempo por su calidad literaria joaquín Dicenta (Calatayud, 1862 –Alicante, 1917) fue en parte víctima del éxito de su obra teatral Juan José (1895). Aquel éxito, que llevó la taberna, los obreros y la cárcel a los escenarios habituados a los grandes salones lujosos, tapó buena parte de lo que hizo su autor antes y después. Y puede que Juan José también fuera el inicio del fin de quien, como insinúa su amigo José Francos Rodríguez en Contar vejeces, abrevió su vida dándose a la botella en demasía. En 1902, Dicenta realizó un viaje que le llevó a las minas de plomo de Linares (Jaén). Meses después embarcaría en Barcelona con rumbo a Canarias tras una de sus amantes. Sobre ambos periplos escribió crónicas que fue publicando en El Liberal, dirigido por Miguel Moya, a quien dedicó en 1903 el volumen que las recogía, hermosamente titulado Espumas y plomo. A estas 16 crónicas el profesor José Ramón Trujillo añade el apéndice Otras crónicas sociales, en el que se amplía el tema minero con el carbón -El fondo de…

Emmanuel Carrère: Fragmentos estelares de la realidad
CRÓNICA / 23 noviembre, 2017

LUIS M. ALONSO El escritor francés muestra sus dotes de gran retratista en un libro que conjuga géneros periodísticos y literarios. Emmanuel Carrère tiene un don especial para entrometerse y hurgar en las vidas de los demás. Es un fino retratista de escritura clara, precisa y eficiente, teñida de ironía y de un autodesprecio que lo hacen simpático para el lector. Sabe andarse por las ramas y también ir directo al meollo. Su literatura emerge apegada a fragmentos de la realidad y él mismo acierta a entremezclarse con muchos de los personajes de sus narraciones. Conviene tener un sitio adonde ir, que publica Anagrama, es el resultado de su investigación periodística y literaria –apenas se vislumbra la línea que separa los géneros–, recolectado en 33 textos publicados a lo largo de veinticinco años, de 1990 a 2015. Se trata de historias de muy diverso pelaje, fruto de la curiosidad que distingue a Carrère. Indaga, por ejemplo, en la vida atormentada de Alain Turing, el cerebro de Bletchley Park y padre de la computadora; se da una vuelta por el palacio de Ceaucescu en la primavera rumana de 1990; viaja a Siberia para encontrarse con el prisionero más viejo de la…

Julio Camba: El breve humor del periodista
CRÓNICA / 9 octubre, 2017

TONINO GUITIÓN En la presentación de esta edición Libros del K.O. señala que Julio Camba no creía en la inspiración, ni en las facultades de Periodismo, ni en el poder evocador de la naturaleza. Sabía que la columna de periódico es la medida de todas las cosas, y que todo lo que sucede en el mundo es susceptible de «acabar reducido a una superficie literaria de 150 centímetros» Aunque Kapuscinsky asegura que las malas personas no pueden ser buenos periodistas, sería más justo decir que, para simular ser un periodista adulto, es innecesario comportarse como un mono al que se le ha dado un palo. Julio Camba nunca causó mal a nadie deliberadamente, y todos sus amigos le amaban como a un niño o un ángel de la tierra. Cualquiera que le haya leído siente indefectiblemente el deseo de querer conocerle en persona y tomar un orujo con él. Según el escritor Pérez de Ayala fue lo que los franceses llaman un enfant terrible: el que por decir ingenuamente la auténtica verdad, pone de manifiesto y en ridículo las satisfacciones, hipocresías e histrionismos de las llamadas personas formales. A pesar de que este cosmopolita escritor opinaba que el nacionalismo era…