Sátira implacable en guante de seda de Jonathan Swift

18 octubre, 2012

ALFONSO VÁZQUEZ

Nórdica publica en edición bilingüe español-inglés, con ilustraciones de Raquel Marín, una de las sátiras más implacables de todos los tiempos, Una humilde propuesta, publicada originalmente por el escritor irlandés Jonathan Swift en 1729, tres años después de su enorme éxito, Los viajes de Gulliver.

La aparente sutileza de la propuesta humilde de Swift esconde la solución definitiva para acabar con el exceso de niños pobres que inundan con sus madres los caminos, calles y posadas de Irlanda.  Con el fin de encauzar este excedente, el autor se reviste de virtuoso economista y calcula que si cien mil de estos niños de corta edad pudieran servirse como alimento en almuerzos y cenas, producirían un enorme beneficio económico y de paso, se terminaría con la extrema pobreza del país.

La fuerza de este ensayo radica en la extrema elegancia con la que Swift expone toda la sarta de barbaridades para construir un edificio racional imponente que, siglos más tarde, ideologías totalitarias del siglo XX se encargarán de levantar con materiales distintos, esta vez sin ironías que valgan y con terribles consecuencias en la vida real.

Entre las bondades de comerse a los niños, el autor resalta el que los maridos «se olvidarán de su predisposición» a golpear y patear a sus mujeres embarazadas, pues éstas llevan en su seno un futuro niño en venta, algo que nos deja ver el escenario de miseria y desesperación de la época. Unos tiempos de penuria que el propio Jonathan Swift también padeció durante la infancia. Y un último apunte, la expresión «a día de hoy», que aparece en el texto, es una traducción literal del francés aujourd´hui que en español debe traducirse como «hoy en día» o bien «hoy por hoy».

FICHA
Una humilde propuesta
JONATHAN SWIFT
NÓRDICA
12,50 €

Escrito en 1729, este magnífico texto satírico comienza así: «Para evitar que los hijos de los pobres de Irlanda sean una carga para sus padres o su país y para que se conviertan en algo de provecho para el pueblo». Sin desvelar su propuesta, podemos decir que Swift hace todo lo posible para apoyar sus argumentos, incluyendo cálculos que muestran los beneficios financieros que de ella derivarían. La ironía con la que el autor hace esta crítica social es la clave del texto y debe ser la clave de su lectura.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: