Rusos blancos en una montaña rusa

11 noviembre, 2018

LUIS M. ALONSO

Francine du Plessix Gray cuenta en Ellos la historia de su familia, desde la Revolución rusa a la guerra de Vietnam, su supervivencia y el anhelo de un mundo perdido, en un trabajo editado al alimón por Periférica y Errata Naturae

No todo el mundo puede resistir la tentación de entregarse a la lectura de una novela que comienza así: «A mi madre le gustaba afirmar que descendía directamente de Gengis Khan». En su búsqueda del efecto dramático –cuenta Francine de Plessix Gray– Tatiana du Plessix Liberman habría hecho recaer toda la historia de la humanidad sobre su cabeza. Pero el gran emperador mongol le proporcionaba, además de una genealogía aristocrática, la libertad de ser bárbara, un factor que tiñe de constante sorpresa y excentricidad la novela que acaban de publicar al alimón Periférica y Errata Naturae.

Francine du Plessix Gray. WIKIPEDIA

Ellos es una deslumbrante y trágica memoria familiar que conduce a través de sus páginas por la reciente historia de Europa: de la Revolución rusa al despiadado mundo de la moda del Nueva York de posguerra, pasando por el terrible episodio de la ocupación nazi. Tatiana Yakovleva, miembro de la aristocracia zarista, tenía 19 años y mucha hambre en 1925 cuando abandonó la Unión Soviética y emigró a Francia. Pronto se enamoró apasionadamente del poeta ruso Vladimir Mayakovsky, pero entre el amor y los planteamientos prácticos que a veces ofrece la vida eligió estos últimos. Se casó con el aristócrata francés Bertrand du Plessix. Tuvieron una hija, Francine, luego Bertrand cayó combatiendo en la Segunda Guerra Mundial. Más tarde conoció a Alexander Liberman, un emigrado judío-ruso, educado en Inglaterra y Francia. Para sobrevivir al odio nazi, Alex, Tatiana y Francine huyeron a Nueva York en 1941 y comenzaron una nueva vida: Francine du Plessix Gray cuenta en Ellos la historia de su familia, su supervivencia y el anhelo de un mundo perdido la descendiente de Gengis Khan diseñó sombreros para Bendel’s antes de iniciar una carrera en Saks como icono de la moda.

Liberman crió devotamente a Francine, igual que si fuera su propia hija, desde que tenía nueve años y llegó a presidir el imperio Condé Nast. La glamurosa vida que compartieron fue creativa y, al mismo tiempo, destructiva, forjada a partir del alto voltaje de su amor y un rabioso egocentrismo. La obsesión por el éxito y la elegancia decoró el drama que caracterizó sus existencias y los persiguió hasta la muerte. Tatiana, cada vez más consumida por la nostalgia de una Rusia perdida, pasó sus últimos años cargando con una adicción a los analgésicos y envuelta en la lenta espiral de un remolino alcohólico . Gray, la hija, se convertiría, a su vez, en la narradora de esta historia de familia, desde las raíces hasta la tumba.

Si alguien cree que se trata de un folletín y comete el error de no leer Ellos se arrepentirá, porque ha habido pocas escritoras con la sensibilidad y el talento de Francine du Plessix Gray para agarrar los momentos y sus dramáticos telones de fondo y contarlo de manera tan seductora y honrada. El afán de supervivencia y el anhelo de un mundo perdido están en el corazón de esta historia de rusos blancos. Todo eso que Nabokov cuenta de manera aún más elocuente en Habla, memoria: los tristes pensamientos hacia lo que echaban de menos de su país, acerca de las cosas que jamás se habrían olvidado de atesorar si hubieran sospechado antes que sus vidas iban a virar de una manera tan drástica y violenta.

Por decirlo de otro modo, la nostalgia de la aristocracia, el privilegio y el campesinado servil, pero también un mundo de cultura, erudición, sofisticación y cosmopolitismo. Desde 1960 hasta principios de la década de 1990, Tatiana esencialmente cesó en su vida creativa, Francine estableció un matrimonio armonioso con el pintor Cleve Grey, protestó activamente por la guerra de Vietnam, se convirtió en una escritora de gran reconocimiento y crió dulcemente a dos hijos, ofreciéndoles la compañía que ella rara vez recibió de niña. Ellos es el relato inquebrantable de una hija sobre la supervivencia de sus padres y la suya propia, de grandísima claridad retrospectiva y literaria. Un regalo.

FICHA
Ellos
FRANCINE DU PLESSIX GRAY
PERIFÉRICA & ERRATA NATURAE
26,50 €
Traducción de Ángeles de los Santos

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: