Nuccio Ordine: Rica ensalada de clásicos

20 enero, 2018

ALFONSO VÁZQUEZ

Tras el éxito de La inutilidad de lo inútil, el profesor de Literatura italiana en la Universidad de Calabria ofrece en Clásicos para la vida (Acantilado) una selección de breves textos de autores clásicos de todos los tiempos, desde Platón y Cervantes a Saint-Exupéry, para demostrar su valía ahora que están siendo arrinconados en la Enseñanza

Nuccio Ordine saltó a la fama con un preclaro panfleto, en el buen sentido de la palabra, en el que reivindicaba con firmeza la enseñanza humanística y el poder de los clásicos, en un mundo en el que estos se encuentran en franca retirada por la irrupción en la Educación de las leyes del mercado.

El panfleto La inutilidad de lo inutil, una encendida gozada, ha vendido miles de ejemplares en todo el mundo y ha supuesto una inyección de moral en quienes, como el mismísimo Albert Einstein, reniegan de la empobrecedora especialización como meta educativa.

Nuccio Ordine.

Precisamente, el autor de la Teoría de la Relatividad es uno de los pensadores recogidos en el nuevo libro del italiano: Clásicos para la vida. Una pequeña biblioteca ideal, que como viene siendo tradicional, está presentada en una cuidada edición en Acantilado, empezando por la portada, La biblioteca mágica, de Gianfilippo Usellini, que es toda una ensoñación librera plagada de clásicos.

El germen de la nueva obra de Ordine surge en primer lugar de las clases de este profesor de Literatura italiana en la Universidad de Calabria, porque ha tenido por sana costumbre, los últimos quince años, leer cada lunes del primer semestre a sus alumnos citas breves de obras clásicas, sin que necesariamente guardaran relación con el tema del día, en un intento de que no sean leídas «para aprobar un examen», sino «ante todo por el placer que producen en sí mismas y para tratar de entendernos y de entender el mundo que nos rodea».

Esta experiencia se convirtió años más tarde en una columna en el semanario del Corriere della Sera, en el que Ordine ofrece el breve fragmento de una obra y a continuación la comenta, para demostrar que los clásicos tienen mucho que decir en el mundo de nuestros días y nos pueden guiar en la vida.

Clásicos para la vida recopila casi un año de colaboraciones en el semanario entre 2014 y 2015 y para empezar, se trata de autores consagrados en el más amplio aspecto de la palabra, pues por estas páginas desfilan Cicerón, Hipócrates, Ariosto, Goethe, Cervantes, Gracián, Shakespeare, Dickens o Montaigne, pero también autores más próximos a nuestros días como Fernando Pessoa, Margarite Yourcenar o Gabriel García Márquez, cuya obra Cien años de soledad, Ordine considera un caso poco usual de clásico instantáneo.

Y resulta emocionante, en esta colección de retazos de los siglos más dispares, toparse con la confesión del maquiavélico Maquiavelo en una de sus cartas de que cuando llega la noche, se cambia de ropa para dejar atrás el ajetreo de todo el día y vestido ya, con decencia, «entro en las antiguas cortes de los hombres antiguos, donde -recibidos por ellos amistosamente- me nutro con aquel alimento que solum es mío y para el cual nací». Los clásicos, recalca Ordine, «nutren la mente» en ese laborioso camino hasta alcanzar algo que no puede comprarse con dinero: el conocimiento.
Y en ese camino, el puro disfrute para descubrir o recordar que en el Orlando Furioso de Ariosto se critica con dureza el maltrato a la mujer; que Montaigne aconseja relativizar los puntos de vista para ayudar a entender mejor o que Maupassant desea transmitir en uno de sus cuentos que «también los animales aman y sufren».

El libro incluye una amplia introducción en la que el autor italiano vuelve a reivindicar una formación humanística completa que no mire a la fugaz y cambiante «estrella polar del mercado».

FICHA
Clásicos para la vida. Una pequeña biblioteca ideal
NUCCIO ORDINE
ACANTILADO
12 €
Traducción de Jordi Bayod
Ordine nos invita a descubrir o recordar clásicos de todos los tiempos, maestros de innumerables generaciones: Platón, Rabelais, Shakespeare, Cervantes, Goethe, Rilke… Para el autor la educación es una forma de resistencia a las omnipresentes leyes del mercado.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: