Relatos para conocer el viejo Nueva York

2 octubre, 2012

O. Henry fue muy celoso de su vida privada.

O. Henry fue muy celoso de su vida privada.

MIGUEL FERRARY

Nórdica presenta en Historias de Nueva York una selección de 23 relatos del escritor O. Henry sobre la Gran Manzana. O. Henry fue un tipo peculiar. Se cambió el nombre, se instaló en Nueva York y desarrolló una exitosa carrera como escritor de relatos con dos características fundamentales. El tono humorístico –o al menos amable– de sus historias y el giro final, marca de la casa. Ese giro, esa resolución sorprendente en las últimas frases, en algunos casos en las últimas palabras, fue una técnica que desarrolló y depuró con maestría. El Destino, cruel o amigable, con ciertos tintes shakespirianos por su inevitabilidad, es el gran deus ex machina que recoloca las piezas en ese último compás del relato, ofreciendo sorpresa y lógica.

La ejemplar y coherente editorial Nórdica ha publicado Historias de Nueva York, una selección de los relatos de este escritor que tienen a la Gran Manzana como gran protagonista de sus historias. El amor que siente por esta ciudad, donde se instaló con 39 años, aflora en cada línea, en cada palabra que elige para desarrollar sus historias.

O. Henry es una lectura divertida, amena, culta, accesible y aleccionadora. Describe con maestría cómo vivía esa Nueva York pujante y dinámica de comienzos del siglo XX. Desde las clases más bajas hasta la alta sociedad neoyorquina con reminiscencia holandesa. Todos pasan por este fresco vibrante de sus relatos, que tienden a ser luminosos y esperanzadores, aunque en ciertos casos se deslice una nota de amargura.

Estos 23 relatos representan una excelente selección de la producción de O. Henry, en los que se aprecia esa capacidad que tenía para encontrar historias en cualquier detalle de la ciudad. De hecho, cada uno de estos relatos deja al lector con la impresión de que esconden otra historia, como la boda del cochero, la causa de la tragedia en la habitación de alquiler del West End o el futuro que esconde la puerta abierta. Las descripciones son sentimentales. A O. Henry no le interesa tanto mostrar una escena sino plantear, con sutileza, las evocaciones que surgen de cada objeto, olor o rayo de luz de una escena, en esa capacidad que tiene por sugerir la existencia de múltiples historias que se cruzan y se relacionan, dibujando la gran historia de su obra, la historia de Nueva York.

HISTORIAS DE NUEVA YORK O HENRY
FICHA
Historias de Nueva York
O. HENRY
NÓRDICA
16,50 €

Pocos escritores han hecho de una ciudad su fuente de inspiración con tanta pasión como lo hizo él. La vida de la urbe y de sus habitantes está presente en todos los cuentos que hemos seleccionado para esta antología, que cuenta con una nueva y excelente traducción realizada por José Manuel Álvarez Flórez. Cada relato es una pequeña obra maestra: O. Henry supo captar el espíritu de la época en la que vivió. Estos cuentos son una radiografía de la formación de Nueva York, que en 1900 ya contaba con cuatro millones de habitantes, cada uno de los cuales constituía para él «una historia digna de ser contada».

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: