Pelea en el patio del colegio

17 octubre, 2017

JOSÉ LUIS G. GÓMEZ

Cuando hablas con escritores y editores en la intimidad, una intimidad no demasiado íntima, todos coinciden en un pesimismo casi absoluto sobre el estado de la lectura en España. Y todos reconocen que es algo de lo que no hablan en público. ¿De lo que no se habla no existe? Me temo que no reconocer un problema no es el primer paso para solucionarlo. Porque un silencio pactado entre pasajeros y tripulantes no habría evitado el hundimiento del Titanic, aunque habría desaparecido de forma más silenciosa. En España no se lee. No es lo único que hemos abandonado –quizá en el caso de la lectura nuestra sociedad jamás adquirió ese hábito–, porque parece que cada vez se fuma menos, pero ésta es una pérdida que hipoteca nuestro futuro –y ya sabemos que lo de las hipotecas suele acabar mal–. Derrotismos aparte, porque la crisis de la lectura ya se denunciaba en la Grecia clásica, lo que yo echo en falta es una buena polémica literaria. Las bobadas de Pérez Reverte y su muchachada me saben a poco, apenas son un triste sucedáneo, y yo lo que quiero una es una disputa entre escritores con el cuchillo entre los dientes. Quizá sea un camino para acercar a la lectura a parte del público perdido. Animemos a Tele 5 para que reúna en su chalet orwelliano a un puñado de novelistas y poetas, y que comience el show.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: