Paul Auster: La vida es una bifurcación

24 diciembre, 2017

MATÍAS STUBER

Parecía que el mundo se iba a hundir y al final no fue así. Paul Auster dibuja en 4 3 2 1 las posibilidades y los límites del desarrollo personal bajo la influencia que ejerce el poder de la casualidad en nuestras vidas. Seix Barral edita la última novela del autor norteamericano que saca a relucir el amor por sí mismo y todo su poderío narrativo

«Dos caminos en un bosque amarillo», reza uno de los poemas más citados del americano Robert Frost. Dos posibilidades se abren en la vida. La decisión que tomamos adopta la categoría de fatalidad y convierte el camino descartado en algo así como la sombra de nuestras vidas. ¿Hasta qué punto nuestra existencia está determinada por el poder de la casualidad? La respuesta es complicada, pero sólo hay que pensar en situaciones cotidianas para visualizar que el instante, ese segundo, el que inclina la balanza hacia un lado u otro, existe. Quién puede descartar con total certeza que el retraso que sufrimos en aquel vuelo de vuelta de Praga, un verano cualquiera, nos privó de encontrar el verdadero amor al volver a poner pie de regreso a nuestra ciudad. Ese tráfico al paso de la ambulancia que decide entre el éxito o la amputación del brazo durante la operación. Los acontecimientos determinan el camino de la vida. No seríamos la misma persona que somos ahora, si no hubiera pasado esto o lo otro.

 

El escritor americano, Paul Auster.

Esta sencilla e inquietante circunstancia, que se puede interpretar como destino divino o pura contingencia, forman el núcleo de la última novela de Paul Auster: 4 3 2 1. Una obra que se extiende hasta las casi 1.000 páginas, editada por Seix Barral, y que gira en torno a la vida de Archibald Isaac Ferguson. O mejor dicho, en torno a sus cuatro vidas. Porque el título ya es un indicio al proyecto estético que guarda la novela. Ferguson, como se nos presenta al protagonista, nace a las puertas de Nueva York en 1947. Son tiempos convulsos. El bastidor de los Estados Unidos en los años cincuenta y sesenta está marcado por la Guerra de Vietnam, las revueltas estudiantiles y el recrudecimiento de las protestas raciales.

Un contexto propicio para generar inquietudes y Ferguson quiere saciarlas todas. Absorbe todo tipo de literatura universal. Ejerce como escritor y ama el baseball. Habría quien califique a Ferguson como un tipo complicado. Y Paul Auster lo complica aún más. Al menos, al principio, hasta que uno logra sacudirse a la impiadosa confusión con el avance de las páginas, cuesta ubicarse. No conviene aparcar mucho la lectura porque se corre el riesgo de no saber ya con cuál de los cuatro Archies se está tratando.

El que va camino de convertirse en periodista, el escritor o el Archie que perdió dos dedos por culpa de un accidente de tráfico. El que sufre el divorcio de sus padres o el Archie que se siente atraído por hombres. Las cuatro partes en las que se divide la novela implican la triple muerte del héroe, aunque siempre se le permita seguir con vida. Este es el cimiento sobre el que Auster deposita una narración impecable y su habitual uso preciso de las palabras. Una construcción simbólica del lenguaje que va creando una sinfonía que llega en pequeñas dosis a los oídos del lector. Una sinfonía que concibe la vida como una composición entre la formación del carácter y la casualidad, y que da respuestas al experimento sociológico, deliberadamente enrevesado, creado por Auster. Las inevitables contradicciones de la vida que van apareciendo en el camino de Ferguson nutren una tensión que no decae a lo largo la trama. Cuando uno se da cuenta de que se ha perdido en el laberinto, ya no quiere salir.

Paul Auster, como Archie, nació en 1947. Con 70 años, es admirable como logra introducirse sin paternalismos en la cabeza de un adolescente para crear una obra con ambición filosófica, tan audaz como conmovedora. 4 3 2 1 es la última gran novela sobre el presente y se antoja esencial.

FICHA
4 3 2 1
PAUL AUSTER
SEIX BARRAL
23,90 €
 Traducción de Benito Gómez Ibáñez
Paul Auster, novelista, poeta, guionista y licenciado en literatura inglesa, comenzó su andadura como autor escribiendo poesía y ensayos en diversas revistas. Influido en sus inicios por Dostoievsky, sus obras, caracterizadas por una desconcertante mezcla de realismo y fantasía.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: