Otra visión de la Sagrada Familia

13 agosto, 2013
Imagen de archivo del escritor Gustavo Martín Garzo.

Imagen de archivo del escritor Gustavo Martín Garzo.

RAQUEL ESPEJO

Y que se duerma el mar (Lumen) es la particular y sorprendente visión de la Sagrada Familia que aporta Gustavo Martín Garzo. Otra visión de María. Otra visión de José, Joaquín, Ana, los ángeles, el Redentor… otra percepción y no les miento si les digo que es una mirada fresca e interesante. Una imagen absolutamente literaria y tan bella como las representaciones que recorren todas y cada una de las frases del libro.

Gustavo Martín Garzo retorna al mundo bíblico y al retrato de María, la madre de Jesús, tras El lenguaje de las fuentes (Debolsillo), el libro que le dio a conocer al gran público y marcó su trayectoria literaria. Sin embargo en este libro, María es una niña-adolescente, diferente, no sólo en su interior sino, y sobre todo, en su envoltura exterior, porque tiene una discapacidad: le falta el brazo derecho. Este defecto en cambio, no perturbará su carácter, y María crecerá rodeada de esclavas y sirvientes que le enseñarán a descubrir el mundo, rodeada de un naturaleza amable que se inclina a su paso, y donde conoceremos sus pensamientos fantásticos, los de una niña que se hace las preguntas existenciales que todo humano se plantea alguna vez, la búsqueda de sentido y respuestas, y la muerte.

El autor, para desvelar estos secretos, nos mostrará todo un compendio de símiles, mitos, leyendas, cuentos, imágenes, ritos y, por supuesto, un sinfín de recursos literarios que nos harán dudar si estamos ante una novela de corte fantástico o algo más tangible.

Entre los protagonistas que rodean a María, hallaremos a José, su prometido, un hombre maduro y tímido que sólo procurará el bienestar de ella. Un hombre bueno, casi manso. Abnegado hasta el extremo. La duda de María hacia el amor verdadero que debe sentir por José le llevará a un pequeño viaje lleno de aventuras, gestando ya a Jesús y comportándose como una futura madre con todas las inquietudes y esperanzas propias de este estado.

Envuelto en un considerable lenguaje lírico, el autor nos expone una serie de temas a analizar a través de los ojos de María, y así veremos pasar el sufrimiento de los inocentes, la enfermedad, la frustración, el fracaso y el dolor. Gracias al lenguaje todo será dulcificado convirtiéndose algunos pasajes en pura poética y en un cuento de hadas, incluso encontraremos párrafos donde la prosopopeya habita de forma natural y engarzada con el relato.

La novela, de la mano de un narrador omnisciente, nos llevará a soñar e imaginar esa adolescencia de la Madre de Jesús, de forma respetuosa, sutil, tierna y cortés. Incluso el defecto físico que puede en un momento alterar la visión de cualquier practicante cristiano encontrará una solución.

Recomendada para todos aquellos que se acerquen con una mente abierta y muchas ganas de disfrutar de un lenguaje poético llevado a la narrativa.

FICHA
Y que se duerma el mar
GUSTAVO MARTÍN GARZO
DEBOLSILLO
9,95 €

Parece una chiquilla cualquiera, vestida con una túnica liviana que adorna su cuerpo hermoso y esconde el brazo derecho mutilado; su rostro ensimismado de pronto destaca entre las ramas verdes de los árboles y la vemos de cerca: la joven se llama María y aun no sabe que tendrá que aprender a aceptar lo que el destino le depare sin hacer preguntas. La acompañan ahora unas esclavas que se convierten en amigas y comparten con ella los primeros misterios de la existencia y un mundo mágico poblado por animales y árboles extraños, un jardín hecho de palabras secretas que solo los niños y los amantes entienden.