Orhan Pamuk: Sobre trauma y olvido

28 abril, 2018

JAVIER GARCÍA RECIO

La mujer del pelo rojo es la novena novela del turco Orhan Pamuk, premio Nobel 2006. Con un pozo como gran metáfora y jugando con valentía con las leyendas de Edipo y la mas oriental de Rostam y Sohrab construye un gran cuento paterno filial recorrido hasta el final por el misterio de una hermosa mujer pelirroja.

 

Orhan Pamuk en una calle de Estambul.

Orhan Pamuk en una calle de Estambul. L. O.

Creo que fue el griego Heráclito quien dijo que la verdad está en el fondo de un pozo. El pozo del que el nobel Orhan Pamuk se sirve como metáfora moralista en su última novela La mujer del pelo rojo tiñe esa verdad de culpa y vergüenza que acechan en la oscuridad, amenazando siempre con salir a la luz.

En sus novelas más recientes, Orhan Pamuk adoptó una simplicidad distinta de las primeras obras más complejas. En Una sensación extraña adopta un tono casi dickensiano para narrar la vida de un pobre vendedor callejero de Estambul en medio de cambios desgarradores en la ciudad; también en la bella El museo de la inocencia. Sin embargo, a diferencia de estas dos últimas novelas de Pamuk, La mujer del pelo rojo tiene una sensación lapidaria, de fábula, además de un recurrente tono didáctico que estropea a veces la narración.

Todas las novelas de Pamuk giran en torno a las relaciones entre un Oriente de raíces fuertemente arraigadas en la tradición pero que se van olvidando y el empuje de Occidente, difícil de impedir. La mujer del pelo rojo explora una vez más esta dualidad. A lo largo de toda la novela hay referencias a dos tragedias antiguas y opuestas de padres e hijos: Edipo Rey  de Sófocles y el clásico cuento persa de Rostam y Sohrab del Libro de los Reyes. En el primero, Edipo asesina involuntariamente a su padre y se casa con su madre; en este último, el padre, Rostam, mata a Sohrab, sin saber que es su hijo. Estos dos cuentos clásicos se convierten tanto en la obsesión del protagonista de la novela, Cem Celik, como en parte determinante de la acción de la misma.

Pamuk sabe combinar con éxito el mito histórico y la parábola contemporánea.  El ritmo es excelente, aunque decae en la segunda de las tres partes de que consta la historia, construyendo magistralmente la tensión antes de desplegarse en un sorprendente desenlace. Sin ser lo mejor de Pamuk, que sigue siendo Mi nombre es rojo, La mujer del pelo rojo es otro logro impresionante. Además,  es valiente en su manera de plantear los textos clásicos de Edipo Rey y Rostam y Sohrab y al abordar la cuestión del parricidio y el filicidio paterno.

La primera de las tres partes del libro muestra lo mejor de la literatura de Pamuk, no así la segunda, que decae con personajes y acciones poco convincentes. Pero la tercera, narrada por la mujer del pelo rojo, vuelve a ser magistral. Es una escritura extraordinaria, que une los hilos sueltos de los capítulos anteriores, y nos otorga nuevas perspectivas sorprendentes sobre los acontecimientos de la novela. El giro final hace que el lector se sienta como si hubiera emergido desde las profundidades a una luz repentina y deslumbrante. Como si hubiera salido del negro pozo.

La primera parte es narrada por el joven Cem, cuyo padre comunista antepone sus ideales políticos a su obligación filial y acaba abandonado a la esposa y al hijo. Este abandono deja al adolescente y a su madre en circunstancias difíciles. Necesitando dinero para la escuela secundaria para asegurar su ingreso a una buena universidad, Cem toma un trabajo de verano como aprendiz de pocero, dejando su vida de clase media en la ciudad para acampar con su amo, Mahmut, un maestro pocero, en un desolado sitio rural cerca de Estambul.

A medida que la relación entre el hombre y la juventud se profundiza, cruzando las líneas de clase y las barreras de edad, Cem comienza a sentir un tirón filial hacia su jefe. En un viaje nocturno al pueblo cercano, se encuentra con una enigmática y encantadora mujer de pelo rojo que le cautiva. En una visita posterior, se entera de que ella es una de las integrantes de una compañía teatral itinerante. Vemos a Cem aceptando gradualmente al cálido pero irascible Mahmut como padre sustituto, y Mahmut tomando lentamente al «señorito» bajo su protección.

La relación afectuosa y confiada de Cem con Mahmut llega a un final abrupto y trágico, lo que lleva a la salida apresurada de Cem de la aldea, un acto que manchará y marcará su futuro.

FICHA
La mujer del pelo rojo
ORHAN PAMUK
LITERATURA RANDOM HOUSE
19,7 €
Traducción de Pablo Moreno.

En las afueras del Estambul de 1985, un maestro pocero y su joven aprendiz son contratados para encontrar agua. Mientras excavan, nace entre ellos un vínculo casi paterno-filial, una dependencia mutua que se verá alterada cuando el jove se enamore perdidamente de una misteriosa mujer de pelo rojo.

 

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: