Nazis en la nieve

10 enero, 2014
El general Kaltenbrunner, protagonista del relato, mirando a la cámara junto a Himmler.

El general Kaltenbrunner, protagonista del relato, mirando a la cámara junto a Himmler.

ALFONSO VÁZQUEZ

Periférica publica El camino al lago desierto del austriaco Franz Kain, una pequeña obra maestra sobre los últimos días del nazismo.

En los últimos días de la II Guerra Mundial varios jerarcas nazis trataron de ocultarse en el entorno de las Montañas Muertas, un macizo de los Alpes austriacos; entre ellos el responsable de la Oficina Central de Seguridad del Reich, el general austriaco Ernst Kaltenbrunner.

La escapada de Kaltenbrunner es lo que narra Franz Kain (Goisern, 1922-Linz, 1997) en su inmejorable cuento El camino al lago desierto, que acaba de publicar Periférica. Kain es un escritor muy poco conocido en su Austria natal, en parte porque fue comunista en un momento políticamente incorrecto y editó parte de su obra en la RDA, recuerda el catedrático Sigurd Paul Scheichl en el pequeño ensayo que acompaña al relato.

Merece la pena sumergirse en esta hipnótica y pequeña obra maestra. Un retrato psicológico sobrio e inquietante del primer policía del Reich en medio de una Naturaleza estremecedora que, todavía envuelta en nieves, comienza a prepararse para la llegada primavera. Kain se mueve muy bien en estos escenarios naturales que conoce de primera mano, no en vano se trata de su región natal, que describe con precisión de orfebre: «Enfoca la escarpada pared rocosa del viejo monte salino y respira con alivio, pues lo que deja atrás, en el valle, le facilita el camino hacia delante, hacia el blanco oleaje que centellea como espolvoreado de filigrana plateada».

El viaje es doble, pues el lector sigue al general y sus tres acompañantes, una travesía montañosa impecablemente descrita como ya lo hizo el suizo Ludwig Hohl en su relato Escalada (editorial Minúscula), pero al mismo tiempo, es un viaje a la conciencia del jerarca, que se ve como un hombre probo, culto y honrado que nunca se ha dejado llevar por los excesos de sus compañeros de partido. Al final de cada escena aparecen en cursiva hechos del pasado: la construcción del campo de Mathausen en estos líricos parajes que desmienten la autoindulgente imagen del general. Basado en hechos reales, en las pocas páginas de este intenso relato Kain ofrece, mejor que en muchos libros de Historia, una lección sobre la ausencia de culpa en la jerarquía del III Reich. Kaltenbrunner demuestra más sensibilidad hacia una minúscula florecita de los Alpes que hacia los seres humanos. Y todo esto en uno de los mejores libros del año.

El camino al lago Desierto, de Franz Kain

FICHA
El camino al lago desierto
FRANZ KAIN
PERIFÉRICA
15 €

A finales de la II Guerra Mundial, ante la inminente derrota del Tercer Reich, muchos líderes nacionalsocialistas, conscientes de sus crímenes y del castigo que les esperaba, buscaron refugio en la región alpina del Salzkammergut para pasar a la clandestinidad y escapar de la justicia. Uno de ellos es el protagonista de esta historia, que por entonces tenía un rango muy alto en la jerarquía nazi.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: