Mayo del 68: cuando todo pudo cambiar

20 mayo, 2018

JAVIER GARCÍA RECIO

Todo empezó en Nanterre, una localidad muy próxima a París, que forma parte del cinturón rojo de la capital francesa. Allí, en su pequeña universidad comenzaron las primeras protestas. El 3 de mayo, el estudiante de Sociología. Daniel Cohn Bendit y siete compañeros más implicados en la protesta de Nanterre acudieron a declarar a París; los estudiantes se concentran en la plaza de la Sorbona, la Policía no supo controlar la protesta y cargó contra miles de estudiantes. Se iniciaban así los sucesos que provocaron el mayor movimiento social y político, surgido tras la Segunda Guerra Mundial, que costó la desaparición política del entonces presidente Charles de Gaulle que, aunque ganó las elecciones legislativas de junio, obtuvo un rotundo fracaso en el referéndum para afrontar las reformas sociales y política celebrado un año después, lo que acabó con su carrera.

Pero el 68 no fue sólo París y Francia. En Checoslovaquia, la Primavera de Praga supuso el levantamiento de una nación contra los métodos estalinistas soviéticos; miles de ciudadanos quisieron humanizar el comunismo y darle rostro humano. Fueron aplastados en agosto de ese año por los tanques rusos. Los líderes del levantamiento fueron humillados, encarcelados o exiliados y Checoslovaquia regresó a la paz estalinistas.

En México, los estudiantes de la Universidad Autónoma de México consiguen aglutinar un importante movimiento social de protesta contra el gobierno del PRI, con profesores, intelectuales, sindicatos obreros, que hacen peligrar un régimen instalado desde hace años en la corruptela política y económica. La represión gubernamental fue creciendo a medida que lo hacia este movimiento y acabó en masacre con la matanza el 2 de octubre de 1968 de decenas de personas (nunca se supo cuantas) en la plaza de, las Tres Culturas de Tlatelolco. El gobierno aseguró a tiros la paz olímpica (las olimpiadas estaban a punto de inaugurarse) y la hegemonía priísta.

Una imagen convertida en icono del Mayo del 68.

El mundo se despertaba aquel 68 de la siesta social que trajo la guerra mundial. En EEUU la movilización sin precedentes contra la guerra de Vietnam y por los derechos civiles levantó a millones de personas. La onda expansiva se extendió por Europa donde países como Italia o Gran Bretaña fueron arrastrados a cambios sociales y culturales profundos.

Todo un amplísimo movimiento que hizo tambalear el orden burgués que los países occidentales se habían aprestado a consolidar para que el status quo surgido tras el conflicto armado no corriese riesgos. Como titula uno de los libros que aquí comentamos, «el mundo pudo cambiar» en aquel 68. No fue así.

Ahora, cuando se cumplen 50 años de aquella explosión social y política, historiadores, ensayistas y escritores en general se aprestan a reeditar o sacar a la luz sus análisis sobre aquellos acontecimientos. Comentamos algunos de ellos…

El historiador Richard Vinen se enfrenta en su libro El año en que cambió el mundo a todas las preguntas, empezando por un intento de definir el 68, y evalúa las distintas interpretaciones. Su relato de los eventos aporta información, recrea el ambiente político y universitario de manera persuasiva y destaca las diferencias entre los países convertidos en los principales escenarios del fenómeno. Es del máximo interés la importancia que concede a los intelectuales ávidos de público y a la televisión, gracias a la cual se produjo una coordinación espontánea que azuzó la protesta en lugares muy distantes y con circunstancias diversas, desde el norte hasta el sur, de países democráticos a dictaduras.

 

La actitud de Raymond Aron es muy diferente. Su libro La libertad ¿liberal o libertaria? sigue con mucha atención las jornadas de mayo, publica artículos en la prensa en los que discrepa abiertamente y desde el principio trata de captar el sentido primordial de todo aquello. Recogió sus recuerdos en un capítulo de sus Memorias y sus reflexiones quedaron plasmadas en un libro titulado La revolución inencontrable. Al año siguiente participó en unos encuentros en Ginebra, donde coincidió con Marcuse, el profeta de la insurrección juvenil. Aportamos también aquí la visión de dos escritores, Carlos Fuentes y Pauline Dreyfus.

El mejicano Carlos Fuentes es un notario excepcional del mayo francés. Él estuvo allí, recorrió las barricadas de París y tuvo tiempo de escribir artículos y crónicas de lo vivido. En su libro Los 68 París, Praga, México, Carlos Fuentes relata la agitación colectiva de París, pero también la de la Primavera de Praga y la más cercana de su México natal. Tras París viajó a Praga con Julio Cortázar. Protestó contra la guerra de Vietnam y conoció la tragedia de la plaza de Las Tres Culturas. Con todo ello analiza esta época convulsa y reflexiona sobre la misma y expone sus conclusiones, muchas de ellas presentes hoy en los movimientos de antiglobalización.

Cerramos con una novela que, a modo de comedia y con un humor irreverente , cuenta una historia real en pleno mayo del 68. El banquete de las barricadas, de Pauline Dreyfus, que Anagrama acaba de publicar. En un París patas arribas, el prestigioso hotel Meurice ha organizado el banquete del premio literario Roger-Nimier para el 22 de mayo. El ganador es un jovencísimo escritor «tímido y larguirucho» que ha causado admiración y revuelo con su primera novela, El lugar de la estrella, y que responde al nombre de Patrick Modiano… El hotel alberga a personajes de lo más variopinto: la millonaria norteamericana mecenas del premio Florence Gould; los miembros del jurado, entre los que está el exquisito Paul Morand, el excéntrico Salvador Dalí, o el multimillonario J. Paul Getty. El personal no ha ido a la huelga, pero, tras reunirse, los trabajadores han decidido optar por la autogestión, dejando al director de lado. ¿Podrá celebrarse el banquete del premio? El personal está decidido a ello para demostrar que es capaz de organizarse. Una visión muy diferente del mayo francés a través de un jugoso grupo de personajes tan extravagantes como reales.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: