Marruecos visto desde dentro

20 agosto, 2015
Pedro Delgado conoce bien Marruecos, donde ha viajado mucho.

Pedro Delgado conoce bien Marruecos, donde ha viajado mucho.

MIGUEL FERRARY

Exótico, diferente, hermoso, terrible, acogedor, pícaro y violento. Pedro Delgado, que conoce Marruecos como la palma de su mano, trae un maravilloso libro de relatos que nos transporta a este país complejo y subyugante.

Apenas 15 kilómetros separan España de Marruecos. Una distancia ridícula. Escasa. Sin embargo, la diferencia es tan grande que desembarcar en el puerto de Tánger y empezar a recorrer este país supone un viaje a otra época, otra escala de valores y otra mentalidad. No sólo es un viaje físico, sino también mental y en el tiempo. Quizá ese exotismo, pese a su cercanía, explica la fascinación que ha ejercido Marruecos en España. Los lazos históricos son fuertes y no son pocos los españoles que recorren el país atraídos por la singularidad de la cultura bereber que se mantiene en el Atlas, las atractivas ciudades de la costa atlántica o la inmensidad terrible y peligrosa del Sahara.

Pedro Delgado Fernández conoce bien Marruecos. Durante años ha viajado todos los veranos y ha recorrido el país, organizando además excursiones que han permitido enseñar ese otro Marruecos, el que no aparece en las fotos coloridas de los folletos, a muchos curiosos.

Carta desde el Toubkal recoge una colección de relatos que empezó a escribir en 2005 y terminó hace poco. Su hilo conductor es Marruecos, visto desde distintos prismas y que nos muestran un país complejo, rico en tradiciones y que mantiene intacta su capacidad seductora.

Una de las grandes virtudes de Carta desde el Toubkal es su ausencia de autocomplacencia. Pedro Delgado presenta un libro que parece uno de esos calendarios de adviento con muchas ventanitas y, detrás de cada una de ellas, hay un regalo. Cada relato es una ventana a Marruecos, a un retazo de vida allí, con sus momentos dulces y amargos, con su terrible belleza desbordando en cada línea, en cada palabra. Al final, el lector compone un mosaico con todas esas piezas que unidas adquieren un sentido coherente, con una riqueza de perspectivas muy amplia y que no se queda en la parte folclórica o amable.

Algo que llama especialmente la atención es la capacidad para transportar al lector allí donde ocurren las historias. El paisaje adquiere una dimensión muy importante dentro de los relatos. Es casi un personaje más, que impone el ritmo de la historia, ya sea los montes del Atlas, los tejados de una medina, las callejuelas, el desierto o un lago situado entre montes y que invita a escuchar historias de fantasmas.

El prólogo del diplomático Jorge Dezcállar sirve de preámbulo perfecto para ponernos en situación ante las ventanas que Pedro Delgado irá abriendo, poco a poco, con cada relato. El Marruecos eterno y complejo se presenta en todo su esplendor  de la mano de Carta desde el Toubkal. Viajen en sus páginas y déjense llevar por sus historias.

Carta desde el toubkal, de Pedro Delgado Fernández

FICHA
Carta desde el Toubkal
PEDRO DELGADO FERNÁNDEZ
EDICIONES DEL GENAL
14,90 €

Con una prosa sencilla y ágil, el autor nos acerca con sus escritos a un mundo que conoce y ama: el Marruecos misterioso y desconocido. Sus historias emanan de la Montaña, el Alto Atlas bereber, una tierra de gente hospitalaria y fuerte que afronta el destino con la misma impasibilidad con la que encara los rudos e inhóspitos inviernos.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: