Los malos alemanes

18 junio, 2016
El autor austriaco Erich Hackl (Steyr, 1954). LA OPINIÓN

El autor austriaco Erich Hackl (Steyr, 1954). LA OPINIÓN

El autor austriaco Erich Hackl publica en Periférica El lado vacío del corazón, que novela la vida real de un matrimonio de militantes de izquierda austriacos purgados por el régimen nazi

ALFONSO VÁZQUEZ

Esta no es una historia sobre el Holocausto. De hecho, sus protagonistas son personas de pura raza aria, el matrimonio formado por Hugo y Juliana Salzmann. Y sin embargo, si estos austriacos sufrieron durante largos años la cárcel, el exilio y penalidades bajo el régimen de Hitler, se debió a sus ideas comunistas, lo que les convirtió en apestados. En enemigos de la patria.
Se trata de un caso real, novelado de una manera excelente por el escritor austriaco Erich Hackl en El lado oscuro del corazón, publicado por Periférica, aunque el título original en alemán sería algo así como «Un relato entre nosotros».
Para armar el detallado ensamblaje de esta novela de algo más de 170 páginas, Hackl se ha basado en conversaciones, cartas, investigaciones y también en el detallado informe de uno de los protagonistas, Hugo Salzmann, el padre de familia comunista y antinazi, casado con Juliana, con la que tiene un niño con su nombre. Este es el trío protagonista en la convulsa Austria de los años 30 y 40.
Pero la novela tiene un elemento más, un nieto de la pareja, que enlaza la narración hasta situarla a mediados de los 90, cuando para asombro de sus compañeros de trabajo, este joven miembro de la familia Salzmann confiesa que su abuela «murió en un campo de concentración».
Lo paradójico de El lado vacío del corazón es que, al tiempo que pone el foco en la no muy conocida historia de los alemanes y austriacos que se opusieron a los nazis, también deja entrever que en las antiguas posesiones de Hitler –y hablamos de Austria– pervive un sector de la población con simpatías por el nazismo e ideas antisemitas.
La portada de la novela muestra al matrimonio Salzmann relajado y feliz en su exilio en París en los años 30, acompañado de su hijo Hugo. Y sobrevuela toda la obra un tono intimista, tierno, de escritor que al mismo tiempo que desgrana la biografía real, no se olvida del toque literario, aunque sin estridencias. El acierto de Hackl ha sido prolongar la historia más allá de la época heróica, de la resistencia feroz de los Salzmann, para dibujar a continuación una posguerra y unos años sucesivos en los que ese retrato ya no es tan espléndido. Incluso los héroes, o precisamente por ser tales, están llenos de zonas oscuras por las que al autor no le importa pasar.
Pasan los años, las prisiones y los países por los que transitan estos austriacos errantes y es difícil abandonar un libro tan bien trenzado, al que parece no sobrarle nada. En España el viaje a nuestro pasado más dramático es una de las especialidades de Javier Cercas. En Austria ya sabemos quién es un excelente experto.

Relatos

Esta no es una historia sobre el Holocausto. De hecho, sus protagonistas son personas de pura raza aria, el matrimonio formado por Hugo y Juliana Salzmann. Y sin embargo, si estos austriacos sufrieron durante largos años la cárcel, el exilio y penalidades bajo el régimen de Hitler, se debió a sus ideas comunistas, lo que les convirtió en apestados. En enemigos de la patria. Se trata de un caso real, novelado de una manera excelente por el escritor austriaco Erich Hackl en El lado oscuro del corazón, publicado por Periférica, aunque el título original en alemán sería algo así como «Un relato entre nosotros». Para armar el detallado ensamblaje de esta novela de algo más de 170 páginas, Hackl se ha basado en conversaciones, cartas, investigaciones y también en el detallado informe de uno de los protagonistas, Hugo Salzmann, el padre de familia comunista y antinazi, casado con Juliana, con la que tiene un niño con su nombre. Este es el trío protagonista en la convulsa Austria de los años 30 y 40. Pero la novela tiene un elemento más, un nieto de la pareja, que enlaza la narración hasta situarla a mediados de los 90, cuando para asombro de sus compañeros de trabajo, este joven miembro de la familia Salzmann confiesa que su abuela «murió en un campo de concentración». Lo paradójico de El lado vacío del corazón es que, al tiempo que pone el foco en la no muy conocida historia de los alemanes y austriacos que se opusieron a los nazis, también deja entrever que en las antiguas posesiones de Hitler –y hablamos de Austria– pervive un sector de la población con simpatías por el nazismo e ideas antisemitas. La portada de la novela muestra al matrimonio Salzmann relajado y feliz en su exilio en París en los años 30, acompañado de su hijo Hugo. Y sobrevuela toda la obra un tono intimista, tierno, de escritor que al mismo tiempo que desgrana la biografía real, no se olvida del toque literario, aunque sin estridencias. El acierto de Hackl ha sido prolongar la historia más allá de la época heróica, de la resistencia feroz de los Salzmann, para dibujar a continuación una posguerra y unos años sucesivos en los que ese retrato ya no es tan espléndido. Incluso los héroes, o precisamente por ser tales, están llenos de zonas oscuras por las que al autor no le importa pasar. Pasan los años, las prisiones y los países por los que transitan estos austriacos errantes y es difícil abandonar un libro tan bien trenzado, al que parece no sobrarle nada. En España el viaje a nuestro pasado más dramático es una de las especialidades de Javier Cercas. En Austria ya sabemos quién es un excelente experto.

El lado vacío del corazón, de Erich Hackl

FICHA
El lado vacío del corazón
ERICH HACKL
PERIFÉRICA. Traducción de Richard Gross
16,95 €

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: