Lola López Mondéjar: El destino es mujer

3 octubre, 2018

GUILLERMO BUSUTIL

M de mujer que es también la M de mundo es el meollo de las diez historias de Qué mundo tan maravilloso y que se mueven entre tiempos diferentes en los que la muerte física, psicológica, afectiva, creativa, y matrimonial, se van entrelazando a través de diferentes mujeres cuyos vínculos en común son la memoria que las une a su propia naturaleza y a la naturaleza como médium. De este modo, Mondéjar, López Lola, estructura dos mundos en los que suceden dieciocho vidas en el tiempo presente del pasado neolítico y contemporáneo, y otro universo en el que el futuro acoge las tres existencias restantes de otros personajes femeninos. Ese cordón umbilical de la feminidad y su naturaleza y de la naturaleza como receptora y metamorfosis, lo explica muy bien desde el principio con los relatos de Marta, la pintora que visita uno de los dólmenes de Antequera enfocados a la Diosa de la montaña cuyo rostro duerme yacente simbólicamente mentaliza el sol, su nacimiento y su fuerza; el de Menga, la leprosa que también habita el oráculo de piedra exiliada entre la vida y la muerte, y con el de la mujer de Mum que pare a su última criatura a salvo en el vientre cuya entrada bendice la diosa. Tres historias en las que Lola López Móndejar presenta el leitmotiv de sus mujeres: sus crisis de identidad en un momento de transición frente a la rutina y el desencanto en su relación sentimental. Cada una merodea alrededor de la duda, de la insatisfacción, del merecimiento de una sorpresa, de una fascinación que renazca en ellas el diálogo consigo mismas y las libere. Esa es la meta que emparenta a Marta, a Menga, a Marie, a Mara, a Mayte, a Marina, a Marisa, a Malak…las heroínas que encuentran en la naturaleza telúrica de Antequera, el Amazonas, el Archipiélago de San Blas una membrana ancestral que les abre la mente del corazón y de la mirada.

El mito también es una M que se halla y se bordea en este libro de espejos donde cada mujer es la misma mujer de un caleidoscopio que las reúne, las brilla, las rompe y las reconstruye en torno al dolor del amor, disfrazado de incomprensión, de soledad, de pérdida, de sentimiento claustrofóbico. No salen bien parados los hombres en su dibujo narrativo, son más bien una excusa para abordar la desesperación y al rebeldía de la mujer y su coraje. Como el de Menga que decide su suicidio en defensa de una dignidad contra una enfermedad que la destruye. O el de Marta capaz de asumir que su ego no aporta nada de valor al universo del arte por el que vive y de manera lúcida lo abandona. O el de Mara que en la Sibila es clarividente de las promesas del amor y las oquedades del tiempo y sus cicatrices. O el de Marie que descubrirá su envés en Malak. Quizás ella misma al otro lado de la seguridad y el confort.

Mujeres con M de maternidad que en el canto de las sirenas reflexionarán en el choque comunicacional con las hijas o buscarán en los delfines otra forma de felicidad. No es fácil ser mujer en estas piezas que se enhebran como islas de un viaje en el que es imposible no enfrentarse a las advertencias que no se quieren ver, al vacío oscuro del pozo que esconde a su vez una cueva como reverso de su metáfora. A ser vulnerables al descubrir si se ama de verdad o si se ha educado con rigor o con espíritu de guía, igual que las pequeñas mujeres Hmong que conducen de la mano a los turistas. Ellos, como los que caminen por las historias de Lola López Mondéjar sentirán el peligro de la lluvia en una ruta escarpada y el de otros escenarios amenazados siempre por algo interior y con más fuerza que lo físico.

Cierra el libro un metódico universo frío en el que las preguntas no serán necesarias a pesar de la permanencia de las viejas enfermedades morales de la naturaleza humana. Menos mal que al final nos deja la autora pedir un deseo de amor y cómo no podía ser de otra manera, que las mujeres nos salven.

FICHA
Qué mundo tan maravilloso
LOLA LÓPEZ MONDÉJAR
PÁGINAS DE ESPUMA
17 €

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: