Las noches y versos de Joaquín Cestino

3 enero, 2014

ALFONSO VÁZQUEZ

Es un mito que la expresión literaria sólo surja entre quienes estudian carreras de Humanidades. Por poner dos ejemplos de España, ahí tenemos a Juan Benet, ingeniero de Caminos y al psiquiatra Luis Martín Santos.

No debe sorprender por tanto que el malagueño Joaquín Cestino, doctor ingeniero, tenga a sus espaldas una carrera literaria tan variada, en la que no faltan relatos, libros de fotografías, de aforismos, artículos periodísticos, semblanzas del pasado ni tampoco poesía.

En las siempre cuidadas manos de Campos Elíseos Ediciones acaba de publicar un libro de poemas con el musical título de Noches Transfiguradas y un completo prólogo de Eduardo Sáenz de Verona. Se trata de 15 poemas, 15 noches en las que, como el poema de Richard Dehmel, Noche transfigurada, en el que Arnold Shönberg se inspiró para crear su magnético sexteto de cuerda, se aprecian la atracción pero también el desasosiego que despierta la noche, repleta de imágenes muy variadas y evocaciones amorosas, en ocasiones fugaces apariciones del ser amado o anhelado en contextos imposibles, como ese viaje en metro en Noche de Domingo en Madrid: «Oh Dios, sus bellos ojos/ dicen tal vez lo que su voz no puede/ mientras que el tren que nada entiende/ ruge en su marcha ciega».

15 poemas, 15 escenarios y elementos distintos (el puerto, la feria, la lluvia, el río, el terral) pero todos ellos presididos por un discurso poético que consigue ser sencillo y hondo a la vez, como en estos evocadores versos de Noche en el paraíso: «Por la ventana vemos como el silencio llega/colgado de las luces de las calles/ que se adentran y mueren en el campo». Las Noches Transfiguradas de Joaquín Cestino conmueven y hacen viajar al lector por noches solo en apariencia insondables. El poeta nos muestra el camino.

Noches transfiguradas, de Joaquín Cestino Pérez,

FICHA
Noches transfiguradas
JOAQUÍN CESTINO
CAMPOS ELÍSEOS EDICIONES
6 €

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: