Las confesiones de Dostoievski

25 junio, 2016
Fiodor Dostoievski. L. O.

Fiodor Dostoievski. L. O.

Alba editorial nos trae una bellísima y cuidada edición de Diario de un escritor, una de las obras menos conocidas de Dostoievski, pero también una de las más personales, al retratar los pensamientos e ideología del escritor ruso

JAVIER GARCÍA RECIO

Cuando Fiódor Dostoievski muere en 1881 deja dos obras inconclusas, una es nada menos que Los hermanos Karamazov, la más grandiosa de sus novelas, y Diario de un escritor. Ambas se convierten en su testamento literario. Nunca llegaría a escribir su proyectada segunda parte de Los hermanos Karamazov.

Diario de un escritor es su obra más personal, es el vehículo que a partir de 1873 pone en marcha hasta su muerte para ofrecer la expresión de sus opiniones sobre los asuntos que considera oportuno. Es, por tanto, su obra más genuina, la que refleja de manera real, sin fabulaciones novelísticas, todo su mundo interior, siendo por ello un elemento esencial de lectura para conocer su pensamiento, sus motivaciones más íntimas, su ideología política y social sobre todo lo que ocurre en Rusia en un momento en que se inicia el despertar de un pueblo sometido a los caprichos zaristas.

Alba editorial nos trae ahora una bellísima y cuidada edición de Diario de un escritor, en su colección Alba clásicos minus, doblemente apreciada al tratarse de una de las obras menos conocidas de Dostoievski e igualmente por la minuciosidad de la traducción y selección de Víctor Gallego.

Dostoievski comenzó a escribir Diario de un escritor en 1873 aprovechando que ese mismo año se le encarga la dirección de la revista de índole conservadora El Ciudadano, en cuyas páginas aparecieron los primeros artículos. Después, a partir de 1877, será él mismo el que se encargue de ir editando cada una de sus entregas que seguirán y sólo se verán interrumpidas cada vez que el escritor iniciaba una nueva novela, para continuar después y así hasta su muerte.

Todos los traumas de hombre xenófobo, reaccionario y ultranacionalista, aparecen en los artículos de Diario de un escritor, pero también su preocupación por el devenir de los millares de niños rusos en el seno de las familias empobrecidas o la situación económica y social que hace del suicidio una salida frecuente.

En Diario de un escritor Dostoievski vuelca todo su pensamiento ideológico sobre cualquier tema –grandioso o de poca resonancia– que le imprime una variedad prodigiosa y singular. ¿De qué temas se ocupa el escritor? Él mismo lo dice en el prólogo de sus primeras entregas, «de todo lo que me llame la atención y me haga reflexionar». Un ideario que parece simplista pero que da entrada al mundo desbordante y rico que es la mente de Dostoievski.

La antología que nos presenta Alba termina con el célebre: Discurso sobre Pushkin, que sirvió a Dostoievski para alcanzar reconocimiento y prestigio entre sus conciudadanos. El gran poeta ruso es también para Dostoievski la representación del alma rusa, de todos sus valores, «la universalidad y abarcadora humanidad de un genio». Una definición que conduce y señala al propio Dostoievski.

Diario de un escritor, de Fiódor Dostoievski

FICHA
Diario de un escritor
FIÓDOR DOSTOIEVSKI
ALBA EDITORIAL. Traducción de Víctor Gallego
14,90 €

Las historias constituyen una autobiografía velada de los atribulados años de juventud del autor. Marcado por la pérdida de los parientes más cercanos, las ceremoniasdel duelo y el fantasma de la memoria, el autor logra, con su estilo elegante y al mismo tiempo perturbador, componer escenas inolvidables.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: