Lara empieza por el principio

23 enero, 2016

FERNANDO BAUDET

La periodista debuta en la novela con un relato de tres historias con el cuadro El origen del mundo, de Courbet, como punto de encuentro

La periodista se estrena en la novela con una historia de mujeres. Foto: El Mundo

Más de actualidad, imposible. El pasado sábado, 16 de enero, la artista luxemburguesa Déborah de Robertis se desnudaba frente a Olympia, un cuadro de Edouard Manet en el Museo de Orsay. Era reincidente, ya que en mayo de 2014, recreó sin permiso y en el mismo museo, El origen del mundo, una controvertida obra de Gustave Courbet en la que puede admirarse en todo su esplendor las zonas íntimas de una mujer recostada y que es la piedra angular de La vigilante del Louvre, el debut en la novela de Lara Siscar (Grao de Gandía, 1977), una periodista más que ligada a la actualidad, al ser uno de los rostros más distinguibles –siendo eufemísticos– del canal 24 horas de TVE.

Diana, Isabelle y Claudette, tres mujeres con tres vidas totalmente distintas pero con un punto en común: la fascinación por un cuadro que se expone temporalmente en el Museo del Louvre, donde Diana trabaja como vigilante, viendo pasar las horas pensando en una vida que no acaba de satisfacerle. En la sala donde se expone el cuadro sus ojos se cruzan con la figura y el violonchelo de Claudette, que tiene un drama interior parecido que intenta mitigar con la música y el arte. Isabelle, la tercera protagonista, intenta salir adelante en el mundo del arte, posando como modelo, pero con tan poco éxito y fortuna que su camino la lleva a mostrar y vender su cuerpo en términos bastante distintos a lo que ella misma aspiraba. Tres historias entre las que Siscar va narrando el pasado y la historia de un cuadro prohibido en su momento.

Es La vigilante del Louvre una interesante y evocadora incursión en la mente femenina y las distintas formas de afrontar un drama personal, con la omnipresente imagen del cuadro y de un París que se dibuja oscuro en algunos de sus lugares más emblemáticos, impregnados por las historias de sus protagonistas.

FICHA
El origen del mundo
LARA SISCAR
PLAZA & JANES
17,90 €

Diana es vigilante en el Louvre y cada día pasea por sus salas, rendida a la belleza de las obras y con las que tiene la costumbre de relatarles los pormenores de su rutinaria vida. Una exposición temporal sobre Courbet le provoca una fascinación inmediata, pero Diana no está sola en esta obsesión.

 

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: