La vida en clave de soul

28 mayo, 2016
Foto de familia con algunas de las principales estrellas del sello Motown, entre ellas Martha and the Vandellas, The Supremes –con Diana Ross en el centro–, Stevie Wonder y Smokey Robinson and The Miracles. Abajo, los jóvenes Jackson Five. LA OPINIÓN.

Foto de familia con algunas de las principales estrellas del sello Motown, entre ellas Martha and the Vandellas, The Supremes –con Diana Ross en el centro–, Stevie Wonder y Smokey Robinson and The Miracles. Abajo, los jóvenes Jackson Five. LA OPINIÓN.

El volumen Motown. El sonido de la joven América (Blume) ofrece el definitivo relato sobre la historia y el legado de la discográfica de Detroit, una de las más influyentes en la industria de la música y responsable del éxito de estrellas como Marvin Gaye, The Temptations, Smokey Robinson, Stevie Wonder, The Supremes y The Jackson Five

JESÚS ZOTANO
Detroit es mundialmente conocida por ser el epicentro de la industria automovilística estadounidense. El milagro de General Motors, Chrysler y Ford transformó una ciudad que en 1900 contaba con poco más de 300.000 habitantes y que en los años cincuenta logró superar los 1,8 millones de vecinos. Pero para los que no sueñan con carrocerías, llantas doradas y modelos descapotables, Detroit es la cuna de un sonido –el de la joven América– que cambió radicalmente la relación que hasta principios de los sesenta mantenía la comunidad blanca respecto a la música y la cultura afroamericana. El culpable de hacer que los ritmos de los guetos entrasen de lleno en las listas de éxitos blancos fue el compositor Berry Gordy, creador de Talma Records, sello al que poco más tarde rebautizaría como Motown –abreviatura de Motor-Town [la ciudad del motor, como se conocía a Detroit]. Al mismo tiempo que las plantas de producción en cadena de coches sacaban a la calle miles y miles de utilitarios, la Motown se convertía en la fábrica de éxitos más rentable de la historia de la música de color. Durante esos años representó el sonido de toda una generación cansada de los prejuicios raciales. Todos, blancos y negros, bailaron las canciones de las estrellas del sello, entre las que destacan Marvin Gaye, The Temptations, Smokey Robinson, The Four Tops, Stevie Wonder, Martha and the Vandellas, The Supremes, Rare Earth y The Jackson Five.

El magnífico volumen Motown. El sonido de la joven América (Blume), de 400 páginas, recorre la apasionante historia de esta compañía, nacida el 12 de enero de 1959, en un pequeño sótano que Gordy pudo alquilar gracias a un préstamo de 800 dólares que obtuvo de su familia y que a día de hoy continúa viva, aunque engullida por el gigante Universal.

El texto, salpicado de sorprendentes fotografías, reproducciones de documentos, portadas de singles y álbumes y carteles de históricos conciertos, repasa el tremendo legado musical de un sello que fue pionero en la conquista del público europeo, gracias en gran medida a la admiración que sus canciones despertaron en los músicos británicos. With the Beatles (1963), el segundo álbum del grupo de Liverpool, contenía nada menos que tres versiones de Motown: el éxito de las Marvelettes Please Mr. Postman; You Really Got a Hold on Me, tema de Smokey Robinson que cantaban Miracles, y Money (That’s What I Want), el primer gran éxito del sello de Detroit. De esta forma se materializaría el desembarco de los artistas de Gordy en el Viejo Continente, cuyo público se rindió a los pies de la caravana encabezada por las nuevas reinas de las listas: The Supremes, con Diana Ross al frente, cuyo estilo y coreografías eran la envidia de todas las mujeres de Londres.

Los números uno se sucedían sin parar –no en vano las primeras oficinas de la compañía fueron bautizadas como Hitsville USA– y el impacto de estos éxitos ha perdurado hasta la actualidad. Músicos de todas las edades y estilos confiesan el profundo impacto que en ellos causaron composiciones tan redondas como My Girl, de The Temptations, What’s Going On, de Marvin Gaye, Dancing in the Street, de Martha & the Vandellas, o Superstition, de Stevie Wonder. Hoy la fórmula Motown es conocida por todos: estilo alegre y altamente pegadizo, unas ejecuciones vocales perfectas y la elegancia por bandera. Así nació la música soul, un género fundamental de la música moderna que comenzó a forjarse entre fábricas de coches y que desempeñó un importantísimo papel en la integración racial de los Estados Unidos. Y todo ello gracias a la imparable Motown.

Motown. El sonido de la joven América, de Adam White y Barney Ales

FICHA
Motown. El sonido de la joven América
ADAM WHITE / BARNEY ALES
BLUME
49,90 €

A través de sus 400 páginas, el volumen ofrece un recorrido, también fotográfico y documental, de la historia de la fábrica de éxitos (Hitsville) de Detroit, detallando todas las circunstancias y protagonistas que hicieron posible el milagro de la Motown, la cuna del soul.

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: