La vida a pie de tiempo

1 septiembre, 2015

GUILLERMO BUSUTIL Me gustan las novelas en las que no pasa nada y sin embargo ocurre de todo. Esas historias al estilo de Wharton, de James, en las que la vida sucede con la normalidad que sucede fuera de lo literario y de las páginas impresa. Igual que si el libro fuese una ventana hacia fuera, una ventana hacia dentro desde la que contemplamos la existencia cotidiana de los vecinos, de nuestros familiares. Lo mismo que los sueños y los miedos ovillados en el interior desde el que nos intuimos pequeños héroes del mundo que hemos construido. Alguien de Alice McDermott es una de esas novelas. Hermosa, tierna, human, dolorosa en su envés. Su argumento consiste en siete décadas del bodegón existencial y cotidiano de una mujer sin importancia, normal en su belleza, en sus defectos, en sus anhelos, en la tristeza que late bajo el tiempo que marchita y serena. Hija de un modesto oficinista, empleada en una funeraria durante su juventud, casada con un hombre sencillo y madre de cuatro hijos. Fiel a los rituales -como el de la manera de doblar un mantel- que otorgan sentido al ecosistema de las emociones, al orden doméstico en el que sentirse a salvo y reconocerse.

Esta mujer es Marie Commeford y Alguien es su vida en un humilde piso de Brooklyn, con su padre alcohólico, su abnegada madre y su hermano Gabe, empecinado en ser alguien  por encima del determinismo de su clase de su familia, de sí mismo, gracias a la religión. Sus tres edades, la de los sueños, la del amor y la de la memoria, transcurren como una mirada psicológica que muestran al lector las diversas caras de la soledad, la necesidad de que la alegría te sorprenda en unas escaleras donde no sólo se espera al padre, y de que el amor, curado de las decepción, sea una forma de compañerismo. Una mirada cinematográfica conducen de paseo al lector bajo la lluvia de lo anodino, entre el vacío que deja la marcha de su mejor amiga y los niños que juegan en las calles en busca de su identidad. Sin darse cuenta se irá encariñando con la conducta y las heridas de Marie, con su forma de indagar qué hay detrás del universo adulto y cómo administran los sentimientos parta entender la crueldad, el dolor, lo amargo, la brutalidad. Acomplejada por sus debilidades y marcada por los desafectos irá madurando gracias a su trabajo como consoladora en una funeraria. El perfil laboral con el que se encuentra a sí misma.

Alguien recuerda a Dickens. Su atmósfera seca, grisácea, la humildad, la derrota de los personajes y las heridas de las pérdidas que, sin embargo, no les hurtan pompas de felicidad ni jirones sentimentales con los que abrigar esperanzas e ilusiones. Lo mismo que está presente la certeza de que nunca se conseguirá triunfar, el conformismo, los secretos que cada cual esconde, el espíritu de superación. Trenzados por una personalidad que extrae enseñanzas de todo, que renuncia a la importancia de los pequeños detalles, gestos y acontecimientos. Aquellos a los que habitualmente no se les presta atención, se les deja pasar y deshacerse como un frágil vilano en el viento, y cuando ya no sirve de anda se los recuerda y reconoce como claves, augurios, instantes que podrían haber cambiado las cosas. Marie sí que lo hace. Y desde la evocación desordenada de su vida , de sus logros, de sus decepciones, de la muerte de sus padres y de su hermano, valora el mundo cotidiano y sus sorpresas desde la posición de quien ha sabido hacer las paces con todo y con todos. Esta es la enseñanza del último libro, publicado por Libros del Asteroide, de una de las más destacadas escritoras norteamericanas contemporáneas, ganadora del National Book Award y varias veces finalista del Premio Pulitzer, y autora de Aquella noche y En bodas y entierros entre otros títulos. Los precedentes de esta conmovedora Alguien, una novela con encanto cuya protagonista simboliza todas las mujeres que se rebela, luchan, aceptan y resisten hasta domar una vida que las marca pero nunca las vence, porque a su manera se hacen compañeras a pie del tiempo y de las verdades.

FICHA
Alguien
ALICE MCDERMOTT
LIBROS DEL ASTEROIDE | Traducción de Palmira Feixas
18,95 €

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: