La vida a 45 rpm

17 octubre, 2014

GUILLERMO BUSUTIL

LA VIDA PUEDE SER UNA PIZARRA en la que la infancia es el mapa de un tesoro. Y también el misterio del lenguaje y la ecuación de las matemáticas. De una operación entre ambas resulta la geografía del futuro, la geografía del pasado. Los dos territorios cuya orografías se componen de emociones suaves, rugosas cicatrices sentimentales, cúspides de sueños, cuerpos montañosos, meandros del amor,  bosques en los que esconder secretos y valles donde el viento mece el deseo. Y la memoria de esos paisajes se silba al ritmo de la música de un personal jukebox. Esa máquina en la que seleccionar cada una de las anteriores imágenes y la iniciación a la realidad. El álbum sentimental como el que pone al alcance de una generación Ignacio Elguero en Leiff Garrett en el dormitorio de mi hermana. Una novela del recuerdo precedida por excelentes ensayos, como Al encerado y Los chiripitifláuticos, en los que retrata a los hijos de los sesenta que pasamos del blanco y negro del posfranquismo a la televisión en color de la Transición. La generación de la que ahora dibuja literariamente su corazón y sus sombras con un magnifico trazo expresionista, la perfecta dosis sentimental y unos solventes pespuntes sociológicos, Y como corresponde a un profesional de la radio no podían faltar las bandas sonoras del jukebox en cuyos singles es fácil reconocerse entre la penumbra de los últimos guateques, el deseo al raso de los campus universitarios y el intenso aroma de los cafés en los que la mayoría termina reencontrándose con una complicidad ausente, un pasado pendiente y una promesa incumplida.

KANSAS, DEEP PURPLE, EDIT PIAFF, QUILAPAYÚN, Umberto Tozzi, Culture Club, Bowie. Los recuerdos son un grupo pero sobre todo una canción que se desnuda a solas, mirándose las rayas de la palma de la mano para buscar la marca en la que se perdió el destino de la juventud, en qué línea lo encontramos o si fue en una bifurcación de la piel donde lo elegimos. Igual que hace Teresa, a punto de cruzar hacia los cincuenta, al descubrirse como un fantasmas del pasado vacío en el dormitorio familiar donde soñó el amor con un icono de la canción. La magdalena con la que Elguero, sin necesidad de evocar el Cola-Cao, desgrana la historia de amistad de la protagonista con Pilar y Ana, el amor con Julián y su relación con los padres. Los tres ejes, la amistad, el amor, la familia, sobre los que cada cual, al igual que el personaje, construye su mirada frente al mundo, sus posteriores relaciones humanas y las preguntas acerca de por qué se acaban las cosas y las personas. Lo mismo que del saldo de sus experiencias depende cómo se enfrenta al desnudo de los años, a la mitad de la vida y a la fiera venganza del tiempo. El momento donde cada cual selecciona las paces que hacer, los lastres que soltar y las nuevas realidades que construir. Y aunque el futuro termina siendo menos misterioso de lo que uno se imagina –como dice uno de los personajes– lo cierto es que en esa frontera la vida gira a 45 rpm.

Nada falta en Leiff Garret en el dormitorio de mi hermana. Las series de televisión que determinaron juegos y vocaciones, la iniciación entre la Gordon’s y los lugumbas, los coches de la identidad social, los tabúes, los miedos, la experimentación de la liberación sexual, las drogas, el cine, el romanticismo intelectual, la política, las traiciones. Hasta llegar al presente facebook que permite a todos pasar al otro lado del espejo del tiempo para encontrar el rostro del paso del tiempo y de los vínculos. Un puente con cierto síndrome interior de narcisismo y que conlleva trampas y reencuentros de finales abiertos. Otro acierto de la novela es la naturalidad con la que Ignacio Elguero narra desde la voz femenina transmitiendo credibilidad en la manera en la que las mujeres desnudan la música de las emociones. Igual que si bailasen con la memoria hasta el punto de cercanía que eligen y si dicen que sí a la próxima canción.

Leif Garret en el dormitorio de mi hermana, de Ignacio Elguero Olavide

FICHA
Leiff Garret en el dormitorio de mi hermana
IGNACIO ELGUERO
PLANETA
19,90€

La obra Leif Garret En El Dormitorio De Mi Hermana forma parte del catálogo de Editorial Planeta. Su andadura comenzó en 1945 impulsada por José Manuel Lara y actualmente se encuentra en Cataluña. Tiene en su haber más de 1600 publicaciones en catalogo. Ediciones Paidós, Austral, Timun Mas Narrativa, Scyla eBooks, Deusto entre otros junto a la editorial pertenecen al sello editorial Grupo Planeta De Agostini.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: