La tentación de existir

12 mayo, 2018

GUILLERMO BUSUTIL

La vida y el enigma es una puerta entornada a la nada. Un umbral anclado a la tierra y con algo de navío fantasma en el que intuimos que ni Dios, ni patria, ni tampoco el hombre incapaz de no ser extranjero de sí mismo en la duda, en el dolor, en el deseo. Vivir con estas coordenadas como guión de la existencia, como pulso del lenguaje con el que enfrentarnos a nuestros conflictos, a las facturas de la felicidad amontonadas en desorden, a las supersticiones que nos tientan y al corazón que nada tiene que ver con la paz de tu butaca preferida, es la esencia de la filosofía de Cioran. Las claves de su voz deshaciendo la sublimación, del ser que se trasciende desde sus valores. Sólo cuenta y prevalece su pesimismo intelectual acerca del hombre condenado al malditismo de la muerte, sin ninguna respuesta sobre la que construirse. Quiere decir Cioran con esto que todos somos unos farsantes, un desenlace de la conciencia abocado al fracaso. Está en todos sus libros pero es en Extravíos donde su voz solitaria, atormentada, brillantísima en su desesperación frente a la vida, es más nítida, más lúgubre al escoger el suicidio como salida; más potente en la riqueza de sus interrogantes, en su no andarse por las ramas en las cuestiones tangenciales de la muerte, del sentido de la vida, y la realización del alma sin otra finalidad que la de «adherirnos a la tierra como las nubes al cielo; sin raíces»..

Extraviarse en hacernos la muerte o recrearnos en un soneto, nos dice Cioran en Extravios con fatalismo y poesía existencialista, eligiendo ser un héroe en blanco, una manera de mantenerse avizor ante el sufrimiento, escéptico contra todo lo que la vida le propone. Qué difícil ser Cioran y no suicidarse dentro de su prosa acerca del suicidio, en esta época huérfana de filosofía. Qué romanticismo rilkeniano desde su belleza para transformarse en un condenado de la tierra sobre la que ejerce igual que un cáncer que contamina el paisaje y todo lo ajeno que les es humano; en estos tiempos donde nada hermoso posee ya el ángel caído. Cómo no extraviarse en ese no ser, libre de compromiso, que propone en este complejo e interesantísimo libro en cuyas páginas deja patente el eje de su poética filosófica: «no pensar, quedarse ahí, devorar el silencio, desvanecerse en su interior». Y más aún: no dejar huella. No extraña que desde esa perspectiva afirme que los dones de Da Vinci, de Shakespeare, de La Rochefoucauld, desaparecerán sin mácula alguna, sin que exista un grito de desesperación, una mueca del espíritu frente al horror y el éxtasis.

Puede uno dejarse subyugar por la lectura de este libro de Cioran que forma parte de una pespuntada obra que consta de inolvidables piezas como El libro de las quimeras, Lágrimas y santos, Breviario de la podredumbre, Desgarradura y Ese maldito yo, entre Nietzsche y Sartre en su concepto del ser y la insatisfacción, en los que fue abordando el pecado original, el sentido trágico de la historia, el fin de la civilización, la negativa del consuelo por la fe, la obsesión por la vida eterna, el fin del hombre metafísico y el exilio. Nada mejor que unos versos de Saint-John Perse para dejar claro la contundencia del extravío de Cioran «si el universo desapareciese, nada se perdería, puesto que, en suma, el lenguaje lo reemplazaría. Si una palabra, una simple palabra sobreviviese a un cataclismo, ella sola desafiaría a la nada».

Moralista y libre su idea, la escritura del desencanto, la rebeldía de escapar a un destino, continúa la visión pesimista de Cioran, formulada en Extravíos y en el grueso de una obra que no deja de tener vigencia, incluso mayor sensibilidad en el actual desconcierto de la ética del yo y de la ética del nosotros, aunque sospecho que pocos son hoy sus lectores. Aún así su anarquismo existencial y su escepticismo poético suponen una mirada crítica y seria propuesta de reflexión en este presente donde todo parece un accidente, una gratuidad de la crueldad, una embriaguez de la desilusión. Qué necesario Cioran, y su incurable lucidez dolorosamente despierta frente a la tentación de existir.

 

FICHA
Extravíos
EMIL CIORAN
HERMIDA EDITORES
15,90 €

 

FICHA
Extravíos
EMIL CIORAN
HERMIDA EDITORES
15,90 €

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: