La revolución de la ‘BD’ francesa

24 enero, 2012

El francés Joann Sfar ha tenido un gran éxito en Francia con 'Gran Vampir'.

JUAN CARLOS HIDALGO

Lewis Trondheim, Dupui y Berberian, Blutch, David B., Emmanuel Guibert, Christophe Blain… una nueva generación de artistas franceses está renovando la historieta europea, aportando una frescura y talento inusitados a sus diversas creaciones.

A ellos hay que añadir al más fecundo de todos, el guionista y dibujante Joann Sfar (Niza, 1971), incansable contador de historias que ha logrado ganarse a lectores de todas las edades con más de cien obras producidas en los últimos diez años.

Sfar, que se defiende en un más que correcto castellano, habla de su pasión por los medios de comunicación de masas y por las historias folletinescas de fantasía y aventuras. Después de vender más de 150 mil ejemplares de su Gran Vampir en Francia, se ha involucrado en una serie de dibujos animados y en una producción cinematográfica que llevará a la gran pantalla a sus personajes.

A pesar de su polifacética carrera, en la que también se incluyen la literatura y la música, Sfar defiende el cómic como un medio sugerente que «necesita la participación activa del lector para ir de una a otra viñeta» y así completar la elipsis temporal que las une.

Cuando le preguntan por el contenido judaico en sus cómics, Sfar responde que «sólo me apetece dar a conocer esta religión para evitar los eternos tópicos. Cuando la gente oye la palabra judío, se emagina enseguida sionismo y Sharon».

Con respecto a las opiniones políticas evidenciadas en sus historietas, el autor galo, que se define como humanista, lo tiene muy claro: «No puedo ser de derechas, porque no puedo ser nostálgico del pasado, pero tampoco puedo ser de izquierdas, porque no tengo fe en el futuro, en una sociedad mejor… pero esto no significa no tener nada que dar en el presente».

FICHA
Gran Vampir
JOANN SFAR
SINSENTIDO
11,95 €

Fernán es un vampiro apocado, de gustos clásicos, que recuerda físicamente al Nosferatu de Murnau y que muerde con un sólo colmillo para no dejar marca. Gran Vampir narra las peripecias de este vampiro melancólico, aquejado de mal de amores. Joann Sfar desarrolla un universo poblado de personajes habladores y enamoradizos, un universo en el que cada escena es una mirada lírica, irónica, a un tópico del género de terror.

FICHA
La mazmorra
SFAR, TRONDHEIM, BOULET
NORMA EDITORIAL
8 €

Aventuras de espada y brujería, con gran sentido del humor, monstruos de todas las especies y guiones alocados repletos de peripecias, constituyen un pastiche divertidísimo con legión de seguidores en toda Europa. Dividida en 3 épocas, Amanecer, Zenit y Crepúsculo, la serie ha visto publicada ya en España una treintena de números, incluyendo extras como Mazmorra Festival y Mazmorra Monstruos

FICHA
París-Londres
JOANN SFAR
PONENT MON
16 €

En esta ocasión, el creador de La Mazmorra, construye una aventura descabelladamente divertida: un grupo de alemanes a bordo del barco París-Londres se dirige a Escocia para secuestrar al monstruo de Lago Ness, en un intento de reactivar el turismo en Baviera. Esta disparatada obra, que data de 1998, es una de las favoritas del propio Sfar.

FICHA
El profesor Bell
JOANN SFAR
SINSENTIDO
13 €

Una operación imposible para separar una cabeza. Una mujer encerrada en un manicomio, que después de todo quizá no esté tan loca. Un médico que recuerda a Sherlock Holmes, pero que debe ocuparse de casos misteriosos y muy insólitos. La imaginación desenfrenada de Joann Sfar, autor puntero de la nouvelle vague de cómics, nos conduce hasta una época en la que la irracionalidad es lo que impera y los fantasmas conversan amablemente mientras beben sorbitos de una taza de té

FICHA
Klezmer
JOANN SFAR
NORMA EDITORIAL
16 €

Sfar nos presenta en esta obra, las vidas de un grupo de marginados que viven al ritmo de Klezmer, una música de raíz hebrea que se practica en las celebraciones judías y que está ideada para bailar en grupo. Veremos cómo el Klezmer, al igual que las emociones (ya sea alegría o llanto), es una música que se adapta a sus bailarines, en un fiel reflejo de la vida misma: cambiante, volátil, confusa.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: