La nostalgia según Pablo Aranda

16 julio, 2018

JOSÉ ANTONIO SAU

Malpaso publica La distancia, la nueva novela del escritor malagueño Pablo Aranda, una poderosísima historia sobre el peso de la tradición, los amores perdidos, el fracaso y las nuevas oportunidades. Coincide en el tiempo con la publicación de una micronovela, Borrasca en los Ozores, de la editorial Mitad Doble

Una punzada de nostalgia en el pecho. Ese sentimiento que sigue sabiendo igual, doliendo con la misma fuerza después de muchos años, como si hubieran pasado dos vidas desde la primera vez que se percibió su existencia. Esa es la idea fuerza de la nueva novela de Pablo Aranda, La distancia (Malpaso Ediciones), una narración bien construida en torno al reencuentro, a la intermitencia del amor, al peso de la tradición y al destino esquivo e insatisfactorio cuando no se siguen los propios impulsos de búsqueda de la felicidad.

 

El escritor malagueño Pablo Aranda.

El argumento es de una sencillez aplastante: Emilio es un traductor jurado malagueño que en sus años de estudiante en Granada conoció a Tamar, una mujer marroquí que hacía, en plena juventud, bandera de su libertad; ambos se enamoran perdidamente, pero ella sucumbe a la tradición y acaba casándose con quien su familia había elegido. Emilio y Tamar se verán de forma intermitente a lo largo de los años, siempre en Marruecos (salvo sus primeras veces, en Granada). En un momento dado, él tendrá que dar un paso al frente, jugándose su aparente bienestar, si quiere tratar de rescatarla de las garras del pozo oscuro de su matrimonio. Su marido es un tipo bien relacionado y peligroso y Emilio tiene otras misiones que cumplir en el país vecino.
Con estos sencillos mimbres, Aranda hila una historia magníficamente trenzada que avanza con una prosa limpia y sugerente, que atrapa al lector y que, poco a poco, asfixia y emociona, porque el novelista malagueño también maneja con soltura las claves básicas del género negro: la creación difusa de un enigma, las cloacas de los servicios secretos, las relaciones indirectas del protagonista con los bajos fondos, el hecho de que el protagonista y quienes le rodean corren un riesgo cierto de muerte…

Pero no podría decirse que este trabajo es una novela negra al uso, sino que como ocurre desde hace un par de décadas, la hibridez del género es evidente y, por tanto, también lo es en esta ficción magníficamente editada, por cierto.

Aranda también introduce en este magnífico libro algunas de sus obsesiones ya presentes en novelas anteriores, como un homenaje muy potente a la paternidad (muy presente en sus libros), la inercia de vivir, de seguir adelante pese al dolor y a la derrota, el reencuentro con las oportunidades perdidas, la fidelidad y la traición y una mirada nostálgica pero optimista a la existencia. Es este también un libro que realiza una radiografía sociológica sobre el peso de las tradiciones en una sociedad musulmana como la marroquí, revestida por una pátina de modernidad que, a veces, con el sencillo jaque de una elección personal, cae por su propio peso y esa lucha también lo es, por ejemplo, en cuanto a la situación de la mujer en un sistema que sigue relegando sus decisiones a un segundo plano, como ocurre con el matrimonio. Además, es muy sugerente la mirada rasante sobre el Estrecho y las realidades de la inmigración y los problemas sociopolíticos que comporta su existencia y sobre la juventud como elemento esencial del núcleo de la personalidad futura, cómo aquellas elecciones nos determinan hoy como individuos, además de relativizar el fracaso, porque a veces, como en todo, hay que fracasar.

En los últimos meses, Aranda ha publicado otro trabajo, Borrasca en los Ozores (editorial Mitad Doble, colección Manguta), una magnífica micronovela, y su trayectoria es ya una sólida realidad en la siempre competitiva y ensimismada narrativa española: memorables son, por ejemplo, sus novelas Ucrania, La otra ciudad, El orden improbable o El protegido, entre otras. También ha dedicado una buena parte de su creatividad a la narrativa infantil.

La distancia es, por tanto, una nueva vuelta de tuerca en un camino de búsqueda continua.

FICHA
La distancia
PABLO ARANDA
EDITORIAL MALPASO
20 €
La distancia es el viaje geográfico y sentimental que emprende un hombre herido en busca de su antigua amante marroquí, que está amenazada de muerte. Tamar se resigna a un marido feroz vinculado al Majzén, el tenebroso poder en la sombra de Marruecos. Emilio vive sumergido en la rutina de la soledad hasta que el recuerdo llama súbitamente a su puerta.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: