La extraña pareja: la archivera y el oso

10 agosto, 2015

ALFONSO VÁZQUEZ Impedimenta publica Oso, de la canadiense Marian Engel, una controvertida y hermosa obra sobre los amores de un oso y una joven

La editorial Impedimenta ha publicado Oso un conmovedor texto de la escritora canadiense Marian Engel (1933-1985, Toronto), premiado en 1976 en su país pese al revuelo que causó la trama, porque la novela narra el proceso de enamoramiento de una apagada archivera por un oso.

La protagonista, Lou, trabaja en el polvoriento Instituto Histórico, entidad que recibe una exótica donación: una isla perdida al norte del Canadá, que cuenta con una mansión cargada de libros y un viejo oso. La archivera viajará a este confín como una moderna heroína de Jack London, sólo que más que luchar contra los elementos, deberá desplegar sus nociones de biblioteconomía para calibrar el valor de este imprevisto legado. En el trajín diario, aislada del mundo, descubrirá el oso y poco a poco irá surgiendo la pasión.

Lejos de ser un tratado de zoofilia, Oso es un texto hermoso, irónico y contenido que reflexiona sobre el poder que la Naturaleza puede ejercer en los seres humanos. Recuerda a esa última película de Renoir, El almuerzo sobre la hierba, en la que la flauta de un pastor cerca de un antiguo templo desencadena las ganas de vivir y la fuerza de la pasión en un acartonado científico. También recientemente el escritor italiano Andrea Camilleri trató este asunto de los amores entre animales y hombres en su mitológica novela La joven del cascabel.

Novela ágil y poética, además de la extraña pareja la otra gran protagonista es esta isla remota e inquietante en la que tan bien quedarían unos personajes de Iris Murdoch, que podrían filosofar sobre la vuelta a la Naturaleza, una Naturaleza salvaje que Marian Engel describe con contenido lirismo: «El cielo se volvió gris oscuro. El amplio río se alisó y arrugó para recibir las gotas de lluvia».

Oso, de Marian Engel

FICHA
Oso
MARIAN ENGEL
IMPEDIMENTA
19,90 €

Traducción de Magdalena Palmer

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: