La conquista de la ficción

19 octubre, 2015

GUILLERMO BUSUTIL

LA IMAGINACIÓN  ES UNA CONQUISTA DE LO DESCONOCIDO. La mirada invisible que recorre las calles de la vida, sus rostros a la deriva o en rumbo preciso, auténticos protagonistas de una página en blanco en la que sus pasos serán la ficción de una historia posible. Comparto esta poética de Luis Mateo Díez y que la clave reside en cómo el escritor los hace suyos. Cada maestro tiene su oficio y su llave. En su caso, creador de novelas y chamán de territorios, es un trébol compuesto por la palabra, la memoria y la imaginación. Te lo puede explicar este Verne leonés, cuya única ciencia ficción es encontrarle el envés a la realidad, en una entrevista, tomando un café sin prisas o desayunando en el Café Borenes. Ese ritual despejado que inaugura la mañana con la mirada despejada, el verbo con crédito de esperanzas y unos amigos, cómplices necesarios. Y también, uniéndolo todo en las páginas de su último viaje alrededor de la ficción en la que todo no vale, y donde se confiesa a media voz en dos historias que se entrelazan disfrazadas de novela y ensayo, cuando ambas son el mundo que Luis Mateo Díez no ha dejado de contar sobre la vida que va en serio, acerca de la conciencia dubitativa de la memoria y de lo que descubre la invención. Descifrado todo por una mirada piadosa, una admiración dominada por la oralidad, y las posibilidades de solución de toda tragedia.

LOS DESAYUNOS DEL CAFÉ BORENES
, el primero lo protagoniza Ángel Ganizo, un novelista jubilado de su trabajo como oficinista que imparte conferencias y evoca sus antiguas tertulias matutinas de cafetería. Sin duda, el propio eco del novelista disfrazado de personaje junto a unos peculiares amigos de una ciudad en sombras, metáfora de cualquier provincia. Remades, el más conservador de palabra, Lezama, voz cantante, el lacónico Vericio y Tello Ercina, hábiles conversadores en conjurar fantasmas y en debatir el estado del panorama literario actual. Nada se salva en un juicio sincero y sensato. La mercantilización de la literatura y la búsqueda del lector que no lee; la realidad desacreditada por el egocentrismo literario del yo y su autoficción; la escritura complaciente y la falta de exploración tanto del lenguaje como de las posibilidades de la ficción para abrir otros mundos. Suculento cruce de reflexiones, lúcidas y críticas, que huyen de la sentencia e indagan en el oficio del lector y su sapiencia.

A ESTE REPASO A LA CULTURA Y A LA IMPORTANCIA de la huella literaria en la sociedad, le sigue una segunda historia, más próxima al ensayo novelado, porque no puede el maestro desprenderse de su gesto narrativo,  «Un callejón de gente desconocida». Se inspira Luis Mateo Díez, reconocido con numerosos premios, entre ellos el Nacional de Narrativa, en dos ocasiones, y el de la Crítica en otras dos, en Irene Nemirovsky, quien dice que toda gran novela es un callejón lleno de gente desconocida, para ajustar tiempo, poética y pedagogía de su pensamiento literario y su oficio de narrar. Nos habla de la creación de una atmósfera y la exploración de personajes, de la construcción psicológica y del alma de ficción, de los héroes del fracaso, de obsesiones, de la magia que definirá el relato, y de la escritura sonámbula. Defiende también, frente al empobrecimiento actual de la ficción, la  «necesidad imperiosa de vivir en la novela lo que no puedes vivir en la vida. Nada hay más saludable para la vida que incrementarla, aunque sea inventándola».  A Luis Mateo Díez, le gusta decir, como dejó claro en su discurso de entrada en la Real Academia de la Lengua, que «la imaginación no es otra cosa que la memoria fermentada», y que él escribe desde la memoria, donde se macera la experiencia de vivir. Un salvoconducto con el que transita por la imaginación que engrandece sus novelas y este último libro que contiene un sabroso menú de Literatura para degustar  a cualquier hora del día. Libros como este contribuyen a que la buena Literatura sea como un buen café. Intensa, cremosa, sin azúcar, y en buena compañía.

FICHA
Los desayunos del Café Borenes
LUIS MATEO DÍEZ
GALAXIA GUTENBERG
17,50 €

No hay comentarios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: