Kennedy: misterios de vida y muerte

9 mayo, 2012

La relación entre John F. Kennedy y Marilyn Monroe hizo tambalear su matrimonio con Jackie. Ilustración de Pablo García.

JESÚS ZOTANO

El 22 de noviembre del año que viene se cumplirá medio siglo del asesinato de John Fitzgerald Kennedy (1917-1963). Aquel soleado viernes de invierno, Dallas dejó de ser famosa por sus campeonatos de rodeo, sus sabrosas barbacoas tejanas y sus incipientes magnates del petrodólar con sombreros de cowboy para convertirse en la ciudad donde falleció el primer y único presidente católico de los Estados Unidos bajo circunstancias que aún hoy día no están del todo claras. Como tampoco lo están las fabulosas adversidades políticas, militares, sentimentales, sociales y de salud que tuvo que vivir el segundo hijo de Joseph Kennedy y Rose Fitzgerald durante su breve, pero intensísimo mandato que a punto estuvo de desembocar en la tercera –y seguramente última, debido a su carácter nuclear– guerra mundial.

La vida de John Kennedy recopila todas y cada una de las claves de un drama shakespeariano. Fue un joven apuesto y héroe de guerra que se convirtió en el hombre más poderoso del planeta gracias al impulso de su familia y al fallecimiento de su hermano mayor, Joseph Kennedy Jr., sobre quien estaban puestas todas las ambiciones políticas del patriarca de la familia. Pese a aparentar una entereza y una determinación digna de elogio, JFK poseía una salud de cristal y un vicio nada recomendable para un católico: las mujeres. Durante sus poco más de tres años de presidencia, la Casa Blanca se enfrentó a terribles encrucijadas de las que John salió airoso. Pero el hombre que evitó que la Unión Soviética y los Estados Unidos apretaran el botón de los misiles no pudo esquivar los disparos que Lee Harvey Oswald, un procomunista que vivió en Rusia durante años, realizó desde la sexta planta del almacén de libros de Elm Street. El magnicidio no cerró el drama de Kennedy, puesto que el francotirador que acabó con su vida fue dos días más tarde, sin tiempo a que pudiera testificar ante un juez, acribillado a balazos por el empresario relacionado con la mafia Jack Ruby, dejando para siempre abierta la incógnita sobre si Oswald actuó solo o como último eslabón de un entramado diseñado para acabar con la vida del presidente. Años más tarde, en 1968, Robert Kennedy, gran consejero de su hermano John y Fiscal General durante su mandato, cerró la épica tragedia al ser asesinado en Los Ángeles mientras iniciaba su carrera hacia la Casa Blanca.

Más allá de sus conexiones con la mafia, sus escarceos con Marilyn Monroe –que a punto estuvieron de finiquitar su ejemplar matrimonio con Jackie Kennedy–, su enemistad con J. Edgar Hoover, el director del FBI, o su deseo de retirar al ejército de Vietnam y de igualar los derechos civiles de blancos y negros (lo que irritó a los muchos anticomunistas y segregacionistas del país), el gran misterio de Kennedy gira alrededor de su asesinato: el magnicidio más fotografiado y filmado de la historia. Las contradicciones de la Comisión Warren, investigación abierta para esclarecer las circunstancias del asesinato que determinó que Oswald actuó sin apoyo alguno y motivado por su ideas personales, sirven de punto de partida a las miles de teorías de la conspiración que apuntan hacia un complejo entramado de fuerzas políticas, militares y empresariales que se unieron para acabar con la administración Kennedy.

Hace años que la avanzada tecnología de balística, unida a las cada vez más precisas aplicaciones informáticas, determinaron que los disparos que mataron a JFK salieron del sexto piso del almacén de libros, pero aún resulta difícil explicar cómo en seis segundos una única persona acertase con tanta rotundidad en tres disparos –sólo erró el primero, los otros dos alcanzaron a Kennedy en el cuello y en la cabeza– a un blanco móvil a más de veinte metros de distancia. Igual de increíble resulta la teoría de la «bala única», que explica cómo el segundo proyectil realizó nada menos que siete heridas: dos en el cuello de Kennedy, que atravesó, y cinco en el cuerpo del gobernador Connally, que estaba sentado delante del presidente, a razón de dos en el pecho, dos en la muñeca y uno en la pierna, donde la bala acabó su fantástico viaje. Y esto, unido a la película de Zapruder, en la que se observa (fotograma 313) cómo la cabeza de Kennedy realiza un brusco movimiento hacia atrás, como si el impacto mortal procediera de delante del vehículo –desde el famoso montículo de hierba de la plaza Dealey– añade más y más fuego a la teoría del complot, creencia que el fiscal Jim Garrison (como muestra la película de Oliver Stone) hizo muy popular en la sociedad norteamericana. Sea como sea, lo cierto es que existen archivos clasificados de la CIA sobre el asesinato de Kennedy que no verán la luz hasta 2038 y que hasta entonces no se tendrá una visión completa de lo acontecido en Dallas. Aunque podríamos apostar a que esos papeles no ayudarán en nada a resolver el misterio y que las publicaciones sobre los interrogantes del 22/11/63 seguirán siendo devoradas por los adictos a las incógnitas históricas.

FICHA
22/11/63
STEPHEN KING
PLAZA & JANÉS
26,90 €

Es mejor decirlo cuanto antes: si lo que busca el lector es una historia sobre el asesinato de John Fitzgerald Kennedy en Dallas, no la encontrará en el último libro de Stephen King. El autor norteamericano, en cuya obra destacan títulos tan cinematográficos como Carrie, El resplandor, La zona muerta, Misery y El cazador de sueños, utiliza la fecha del magnicidio como título de su nueva novela y como evidente reclamo para los amantes de las teorías que giran en torno al trágico suceso del 6 de noviembre de 1963. Pero la muerte del primer presidente católico de los Estados Unidos no es más que un lejano telón de fondo en la vida del protagonista de 22/11/63, el profesor Jake Epping, quien encuentra la posibilidad de viajar al pasado y cambiar el curso de los acontecimientos. Un viaje en el tiempo que le llevará a tratar de parar las balas de Lee Harvey Oswald.

FICHA
La conspiración
DAVID TALBOT
CRÍTICA
29,90 €

Esta es la historia de dos hombres, el presidente y su hermano Robert, y de su dura lucha contra las fuerzas oscuras de su entorno, entre ellos los militares y los dirigentes del aparato de inteligencia norteamericano, empeñados en arrastrar al país a una nueva guerra mundial.

FICHA
Los Kennedy. Mi familia
EDWARD M. KENNEDY
MARTÍNEZ ROCA
23 €

Ted Kennedy, el menor de los nueve hijos de Joseph P. Kennedy y Rose Fitzgerald Kennedy, desvela en estas memorias la intimidad de su familia, recrea la vida con sus padres y hermanos y describe por primera vez la angustia que sufrió tras los asesinatos de John y Robert Kennedy.

FICHA
J. F. K. (Película)
OLIVER STONE
WARNER
15 €

Oliver Stone ofrece una visión de la turbulenta investigación realizada por el fiscal Jim Garrison (encarnado por Kevin Costner), sobre el asesinato de Kennedy. A finales de 1966, Jim Garrison logró reabrir el caso del magnicidio sosteniendo la existencia de una conspiración en los más altos niveles del gobierno.

FICHA
Los Kennedys (Serie)
JON CASSAR
DIVISA
18,99 €

Miniserie de ocho capítulos estrenada en 2011 que relata la vida del clan Kennedy, conocida como la familia real norteamericana, y las tragedias sufridas. La historia, centrada en el ascenso de John a la presidencia, está protagonizada por Greg Kinnear, Katie Holmes, Barry Pepper y Tom Wilkinson.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: