Jim McDowell: La gesta de un tal Narváez

1 noviembre, 2018

ALFONSO VÁZQUEZ

Ediciones del Viento rescata la biografía del navegante gaditano José María Narváez (1768-1840), primer europeo en explorar a fondo y cartografiar el Mar de Salish, entre EEUU y Canadá.

La leyenda negra, entre sus muchos logros, consiguió que en España se forjara una historia escolar anclada en el tópico según la cual el imperio español casi habría dado carpetazo a su trayectoria con la llegada al trono de Carlos II el Hechizado y la posterior Guerra de Sucesión, que trajo a los Borbones. Según este punto de vista, el siglo largo que va desde comienzos del XVIII hasta la independencia de las posesiones de Hispanoamérica sólo habría sido un prolongado declive.

La recuperación de personajes olvidados del Siglo de las Luces como Bernardo de Gálvez, trabajos como el de la profesora Elvira Roca (Imperiofobia y leyenda negra) y aproximaciones históricas en profundidad al reinado de Carlos III desmienten el tópico.

En esta línea hay que incluir el providencial rescate para el lector español de Narváez. Por aguas inexploradas, del historiador canadiense de la Columbia británica, Jim McDowell, quien en un detallado trabajo recupera a un personaje tan desconocido en nuestro país como José María Narváez (Cádiz, 1768-Guadalajara, México, 1840), que se convirtió en el primer europeo en explorar a fondo y cartografiar el ignoto Mar de Salish (estrecho de Georgia), un mar interior entre los actuales Canadá y Estados Unidos, en una de cuyas costas se fundó la ciudad de Vancouver.

La hazaña de este avezado piloto, que la realizó durante 21 días de junio de 1791 cuando era un veinteañero, se enmarca en los esfuerzos del Reino de España, todavía una gran potencia colonial, por encontrar como otros países el mítico paso del Noroeste, el supuesto paso que comunicaba por el norte del continente el Atlántico con el Pacífico.

La ‘Santa Saturnina’ de Narváez.

La gesta exploradora de José María Narváez, que se internó 139 kilómetros en esta zona inexplorada por los europeos, la realizó además en la goleta Santa Saturnina, en realidad una embarcación reformada que originalmente era la Northwest America, una goleta estadounidense requisada por un capitán español, en los intentos por imponer la soberanía española en unas tierras que comenzaban a atraer los intereses comerciales de norteamericanos, ingleses y rusos. Precisamente la acción de este capitán español, Esteban José Martínez, que también se hizo con embarcaciones británicas, desencadenó el conflicto internacional del estrecho de Nutka, que terminaría con la soberanía compartida del enclave entre España e Inglaterra pero, en la práctica, con el abandono español de la costa noroeste del Pacífico.

José María Narváez, que en una posterior misión fue quien llevó a las Filipinas la Constitución de 1812, luchó hasta la independencia de México con la Armada española y en sus últimos años sirvió como marino y cartógrafo en el nuevo país. Once lugares de la Columbia británica, entre calles, estrechos, bahías e islas recuerdan a este desconocido marino español. Llegó la hora de conocerlo.

FICHA
Narváez. Por aguas inexploradas
JIM MCDOWELL
EDICIONES DEL VIENTO
22,50 €
Traducción de Beatriz Iglesias Lamas

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: