Humanismo y ejemplos de vida

18 junio, 2012

ALFONSO VÁZQUEZ

El escritor sevillano y residente en Málaga José Olivero Palomeque profundiza en su vertiente humanista, así como en la literatura entendida como un servicio a los demás en su nuevo libro, Otra humanidad es posible, que acaba de publicar la editorial Alhulía.

El libro, muy recomendable en estos tiempos de crisis económica pero también de valores, es una lección de humanismo, entendido en su tercera acepción de la RAE, «actitud vital basada en una concepción integradora de los valores humanos», porque el autor cree posible otra Humanidad y para ello, es necesario «humanizar nuestros sentimientos, nuestras creencias, nuestras convicciones, nuestra convivencia, nuestra manera de pensar, nuestras relaciones…». Y nos ofrece una serie de ejemplos reales de entrega y sacrificio de hombres y mujeres, muchos de ellos en residencias de ancianos que han dado o siguen dando ejemplo diario de cómo afrontar la vida.

Otra Humanidad es posible aborda además, con sencillez y claridad, cuestiones muy actuales como la crisis económica, la juventud en el mundo de hoy, la educación, el sufrimiento del pueblo palestino o la droga, aportando en este último caso sugerencias como la inclusión obligatoria de programas de prevención en colegios públicos y concertados, programas de ocupación de tiempo libre y preparación de monitores que colaboren con los centros.

El escritor, que se confiesa marcado por el ejemplo de Jesús de Nazaret, aboga por aprender a valorar lo cotidiano y sencillo de la vida y a forjar una forma de existencia «en la que sea posible la esperanza y la alegría, compartiendo lo mejor de sí mismos con los demás». En suma, a humanizar nuestra vida, sabiendo que igual que unos dejan huellas artísticas o científicas, también podemos dejar huellas muy positivas en los demás. Un libro que merece ser leído y debatido.

FICHA
Otra Humanidad es posible
JOSÉ OLIVERO PALOMEQUE
EDITORIAL ALHULÍA
12 €

En este trabajo el autor pretende aportar experiencias y vivencias humanas de diversa naturaleza, cargadas de ese sentimiento que intento expresar. Porque en los diferentes lugares donde se desarrolla nuestra vida podemos encontrar testimonios y posibilidades que nos muestran que es posible esta otra realidad a la que aspiramos los seres humanos. Una realidad donde un ser humano pueda vivir en libertad para ser como somos cada uno de nosotros. Sin miedos. Sin esos temores que frenan la capacidad humana para crear condiciones de vida gratas para compartirlas con generosidad y bondad. En la búsqueda de eso que llamamos felicidad.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: