Geometrías emocionales

13 febrero, 2012

GUILLERMO BUSUTIL

EN UNA OCASIÓN UN JOVEN aspirante a escritor se acercó a Nabokov, al final de una conferencia impartida por el padre de Lolita, y le pidió un buen argumento para una novela. Nabokov le respondió: «Un hombre y una mujer se aman. Ahí tiene el comienzo de una gran historia». La anécdota alude a que el amor es efectivamente uno de los argumentos más antiguos de la Literatura y a pesar de repetirse en el tiempo y de haber sido el pilar de inolvidables obras como Anna Karenina, Doctor Zhivago, Madame Bovary, El amante de Lady Chatterley –por citar celebres clásicos– entre otros muchos títulos, este sentimiento de unión y desunión entre personas continúa generando historias, el interés de los escritores por indagar en los misteriosos resortes que atraen a las personas, que los convierten en parejas y que los enfrentan a la erosión o la resistente madurez de las emociones. También es evidente que si este tema perdura se debe a que los lectores se sienten atraídos igualmente hacia un argumento que refleja sus dudas, que alimenta sus sueños y que, en ocasiones tal vez –¿quién lo sabe?– contribuye a orientarlos en sus relaciones. Aún así, no es fácil escribir e innovar en la introspección del amor, en esa difícil y siempre personal exploración para ofrecer una visión nueva, otra perspectiva, una mirada sorprendente sobre este irreductible tema que sigue gozando de la predilección de poetas, novelistas, cuentistas y lectores.

UNO DE LOS ÚLTIMOS AUTORES en abordar el prisma del amor ha sido Marcos Giralt-Torrente, ganador del II Premio Ribera de Duero con su libro El final del amor, publicado por Páginas de Espuma. Un libro compuesto por cuatro historias de mediana extensión y densidad narrativa con el que el escritor se ha liberado, por una parte, de la catarsis personal que plasmó con brillantez en su novela Tiempo de vida, y por otra parte con el que ha recuperado un tema que ya abordó con inteligencia en otra novela, Los seres felices. Podría afirmarse que Marcos Giralt mantiene su apuesta en desmadejar las emociones, los vínculos afectivos, los clarososcuros de la pareja y la relación con la familia, presentes en su obra y de nuevo en el punto de mira en los cuatro cuentos Nos rodean palmeras, Cautivos, Joanna y Última gota fría. Cuatro piezas narradas en primera persona y con un observador omnisciente y oculto que arbitra los mecanismos, el desgaste y la supervivencia del amor. Unas veces desde la perspectiva del viaje exterior e interior de una pareja que necesita nuevas sensaciones, otros alicientes que alimenten la unión; en otros momentos como en Cautivos, el relato más logrado, abordando la conversión de la pasión en cariño, en una forma diferente de enfrentar la rutina, la metamorfosis que padecen la mayoría de los matrimonios, y también están presentes la idealización del primer amor y el interrogante sobre las segundas oportunidades.

SON UNOS CUENTOS MUY ATMOSFÉRICOS en sus escenografías, densos en la introspección de las emociones que languidecen a fuego lento y trufados de reflexiones acerca de la fragilidad que envuelve la naturaleza emocional de las personas y su propia indefensión ante la quiebra del amor. En cada uno el lector encontrará miedos, soledades, dudas, culpas, desencuentros, errores, pasividades, esfuerzos, quimeras, búsquedas, extrañas fidelidades, renuncias, entregas, la necesidad vital de amar y de ser amado. Una red sentimental que Marcos Giralt resuelve con pericia narrativa, equilibrando escepticismo, cicatrices y esperanzas, evitando el drama y el pesimismo. El resultado es un libro bien escrito y cercano, que traza con profundidad la compleja geometría del amor que a veces es equilátero, en ocasiones isósceles y en muchos casos escaleno. El juego de sus vértices es lo que hace que el amor continúe siendo una enigmática perspectiva de ángulos.

FICHA

El final amor
MARCOS GIRALT-TORRENTE
PÁGINAS DE ESPUMA
15 €II Premio Internacional de Narrativa Breve Ribera del Duero. El libro recoge cuatro excelentes narraciones acerca de cómo el amor se vertebra o llega a su fin, historias que suscitan emociones y conmociones intensas y profundamente misteriosas, de un escritor en plena madurez creativa.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: