Flirteos de librería

11 febrero, 2018

José Luis G. Gómez

Un breve paseo por las mesas de una librería ha bastado para ponerme los dientes largos. He sentido un cosquilleo que hace tiempo que no experimentaba. Aunque he visto alguna vieja amiga, como Zadie Smith con su Tiempo de swing (Salamandra, 2018), han sido uno cuantos señores desconocidos los que han acaparado mi curiosidad y deseo. No sé nada de Jaroslav Kalfar y su El astronauta de Bohemia (Tusquets, 2017), ni de Andrei Kurkov y Muerte con pingüino (Blackie Books, 2018), ni tampoco de Mircea Cartarescu y Solenoide (Impedimenta, 2017). Pero sí sé que en unas semanas ya no me serán tan desconocidos. Ha sido un flechazo. También voy a acercarme al venerable E. C. Bentley, maestro en el arte de la novela de detectives, de quien Siruela ha rescatado su obra maestra, El último caso de Philip Trent (1913) –rescate de éxito, que ya va por su sexta edición-. Este librito puede presumir de elogios, y ahí van un par que su editor también ha rescatado: «Una de las tres mejores novelas de detectives jamás escritas», según Agatha Christie; «Estoy segura de que es la única historia detectivesca de este siglo que pasará a la posteridad como un clásico», dijo Dorothy L. Sayers, quizá sin mucho acierto. El invierno, aunque sea uno descafeinado como el de casa, sigue siendo una época fértil en lecturas.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: