Enzensberger aporta una visión sugerente y fascinante sobre Alemania.

6 febrero, 2012

Hans_Magnus_Enzensberger

MIGUEL FERRARY

Hitler se alzó con el poder en Alemania tras unas elecciones en las que había alcanzado algo más de un tercio de los votos. No fue una mayoría absoluta, ni un apoyo masivo el que le llevó a la cancillería. Más bien fue el resultado de una profunda crisis política e institucional que se tradujo en una cadena de decisiones desesperadas que favorecieron a Hitler, con el convencimiento de que sería una persona manejable y fácil de eliminar cuando fuera necesario. Se equivocaron. La decisión del viejo presidente alemán Hindenburg de llamar al líder del Partido Nazi a formar gobierno selló el futuro de Alemania. Pocos fueron los que se opusieron a esta decisión. Entre ellos, un general, el jefe del Estado Mayor alemán, Kurt von Hammerstein-Equord, un brillante militar con fama de vago pero con una fina inteligencia analítica. Al poco de la llegada de Hitler al poder, pudo conocer sus planes de primera mano y dimitió de su cargo. No soportaba a los nazis y no se cansó de mostrar su desagrado en todo momento, hasta su muerte en 1943 por un cáncer. Su prestigio le mantuvo a salvo de represalias y, pese a que su papel opositor a Hitler fue escaso y no llegó a participar del intento de golpe de estado del 20 de julio de 1944 –la famosa Operación Walkiria– su figura representa a esa parte de Alemania que no se plegó a la visión destructora de Hitler y sus acólitos.

Quizá por eso, Enzensberger, más conocido como un excelente poeta, elige a esta figura para realizar un libro excepcional. No es una biografía al uso. Ni una vida novelada. Tampoco un perfil. Es una mirada curiosa, despierta e inquisitiva a la Alemania de la entreguerras, a la ascensión de Hitler, la oposición que se gestó y las tribulaciones de un Partido Comunista Alemán que fue purgado por los nazis y por la propia Unión Soviética.

Hammerstein se muestra como el resumen de la vieja Alemania, conservadora, apegada a las tradiciones, con la mirada puesta siempre en el Este (Rusia) y heredero de la tradición militar germánica de no interferir en la vida civil, lo que explica su pasividad a levantarse en armas cuando, en 1933, tuvo la oportunidad para evitar el ascenso de Hitler.

Pero este general es mucho más, sus hijos tuvieron un papel político muy activo. Las tres mayores se integraron en el Partido Comunista y actuaron como informantes en los años 20 y 30. Los hijos menores participaron, de distinta forma, en la resistencia alemana contra el Partido Nazi, incluso tomaron parte en el golpe fallido de 1944.

A través de ellos, de sus vidas, asistimos a la etapa más importante de la historia de Alemania y también de Europa en el siglo XX: las luchas y la crisis política de los años 20 y 30, la ascensión y consolidación del nazismo, los intentos por derribarlo y la división del país tras la Segunda Guerra Mundial. Enzensberger lo hace con un estilo que mezcla distintos géneros literarios, con historias aparentemente fragmentarias, que se van enlazando y dando sentido a una visión compleja y sutil de la historia.

FICHA

Hammerstein o el tesón
H. M. ENZENSBERGER
ANAGRAMA
19,50 €El autor se centra en la figura del barón Kurt von Hammerstein-Equord (1878-1943), el general que en 1930 asumió el mando del ejército alemán y se retiró después de que, en 1933, Hitler revelara sus planes. La biografía de Hammerstein tiene ramificaciones e implicaciones históricas que traspasan las fronteras del Reich, primero, y las de la República Federal, después.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: