Engrandecer la fuerza de lo cotidiano

4 abril, 2013
John Cheever es uno de los grandes escritores norteamericanos.

John Cheever es uno de los grandes escritores norteamericanos.

JAVIER GARCÍA RECIO

RBA nos trae los Cuentos completos de John Cheever, el  escritor que para muchos mejor supo retratar a la clase media y baja de los Estados Unidos de los años posteriores a la gran guerra mundial, con sus miserias, sus miedos y sus esperanzas por realizar o a punto de frustrarse. Un escenario doméstico que él supo engrandecer.

De manera elocuente, producto quizá de una mirada introspectiva a su interior, John Cheever señalaba que la literatura «era una salvación para los condenados»; lo fue para él que condenó parte de su vida al mal trance del alcoholismo y a la vergüenza de una bisexualidad que no supo llevar. Pero la literatura lo redimió y, aliada con su talento, le permitió escribir cuentos exquisitos, los mejores cuentos americanos de la literatura contemporánea; cuentos que han marcado la narrativa posterior de otros, como Carver y que han tenido, y tienen, influencia en la manera y el camino que ha tomado la literatura norteamericana en los últimos años. Cheever vivió la gran depresión del 29, el periodo de entreguerras, la gran contienda mundial, la posguerra y el enorme desarrollo que experimentó EEUU a partir de entonces. Todas esas épocas –duras, conflictivas, inciertas y finalmente de evolución– fueron retratadas en los cuentos de Cheever a través de una clase media norteamericana, la amplia clase media norteamericana, protagonista esencial de los avatares de este pueblo.

El cuento, el relato corto, fue sin duda el género que permitió a Cheever demostrar su gran talento literario. La editorial RBA los ha recogido en un magnifico volumen en el que están todos, los primeros que escribió en 1956 y los últimos, de 1978. Más de veinte años de creación expuestos en 61 relatos. Algunos realmente paradigmáticos, como el que abre el volumen Adiós, hermano mío o El ladrón de Shady Hill y todos poseedores de una pulsión especial y genuina que hace que el cuento te arrastre y te lleve a su territorio más íntimo. Y es que todos son cuentos íntimos que retratan a esa gran clase media norteamericana de la posguerra. De esa intimidad van apareciendo personajes insulsos en un primer retrato, pero que poco a poco van descargando la fuerza de su interior y nos van descubriendo la riqueza de sus mundos cotidianos. Era esa peculiar forma de escribir relatos la que le hizo grande. Su peculiaridad nacía de fijarse y describir un hecho cotidiano, como la vuelta a casa de un hermano o la compra de un nuevo aparato de radio para el hogar familiar, y construir a partir de ahí, junto a sus protagonistas, un mundo lleno de secretos extraordinarios o de estampas desoladoras donde sus personajes han perdido la fe en su mundo más cercano y aún en el que no divisan.

En apariencia sus personajes son gente normal de clase media y sus historias parecen reflejar la cotidianeidad del día a día. Pero Cheever sabe descubrir las miserias, los medios o las ilusiones escondidas que hay detrás de cada uno de ellos y construir a partir de ahí pequeñas joyas de singular belleza.

Hablamos por tanto de un clásico incontestable del cuento. De un maestro que hizo de cada relato corto una parábola de los avatares que acechan a una clase social que busca en el acomodo y el reconocimiento público sus ideales más inmediatos, con esa cortedad de miras que impone el someterse a las míseras exigencias sociales.

Al propio Cheever le costó obtener ese reconocimiento, lo logró en el ocaso de su azarosa vida. Pero fue un reconocimiento cimentado en un trabajo coherente, de amplio espectro que ha logrado sobrepasar la barrera de lo trascendente y asentarse más allá.

FICHA
Cuentos completos
JOHN CHEEVER
RBA
29 €

Autor imprescindible para comprender las inquietudes, los deseos y los miedos de toda una clase social, John Cheever es considerado hoy un clásico incontestable de las letras estadounidenses, especialmente gracias a sus relatos breves, auténticas gemas literarias de una rara belleza que lo sitúan entre los mejores escritores modernos del género. Estos cuentos, ambientados sobre todo en urbanizaciones situadas en el extrarradio de las grandes urbes, aunque también en otros lugares como la ciudad de Nueva York o Italia, son certeros retratos sociológicos de una clase media norteamericana que disfruta de lujos materiales pero que paradójicamente se ve acosada por una inefable sensación de vacío y soledad.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: