El porvenir ya es hoy

28 mayo, 2012

El creador de 'cyberpunk' William Gibson. Foto: Gonzo Bonzo / wikipedia

FRAN ROMERO / JOSÉ LUIS GARCÍA GÓMEZ

Alejado del futuro, entelequia a la que William Gibson (1948) parece haber renunciado, en un giro apropiado para el padre fundador de aquella cosa futurista que se llamó cyberpunk – «¡No future!»-. El autor de Neuromante se ha instalado en la apatía de un presente anodino y sin esperanzas, que es el que retrata en Historia cero (Ediciones Plata / Urano, 2012), cierre de la llamada Trilogía de Bigen, compuesta por las precedentes Mundo espejo (Minotauro, 2004) y País de espías (2009). Aquí no hay ni una triste guerra espacial, solo un tiempo presente gemelo al nuestro, suerte de ruido blanco que Gibson relata en un ascético ejercicio de renuncia de su maravillosa prosa barroca, como si no pudiera arrancar ninguna descripción hermosa del hoy. Capítulos y frases cortas, casi un reflejo del tiempo Twitter –por cierto, el de Gibson es un poco rollo, la verdad–, dan forma a esta novela de espionaje industrial con alma de thriller conspirativo.

En zonas oscuras

Los personajes de Historia cero son espías drogadictos, seres rotos que se mueven por una inercia que ellos mismos desconocen, personajes que se rigen por un código de honor que se inventan sobre la marcha. La novela, que comparte algunos protagonistas con las dos anteriores piezas de la Trilogía de Bigen, se mueve por las zonas oscuras de dos industrias que parecen lejanas pero que Gibson entrecruza: la moda y la armamentística. A la manera de un alucinado Mycroft Holmes del siglo XXI, Gibson retuerce este presente mercantilista que tanto le interesa con marketing agresivo, marcas secretas y contratos millonarios.

William Gibson ha dejado de mirar al horizonte y observa atento a su alrededor, a este encefalograma plano de nuestra esperanza en coma que llamamos hoy, un tiempo en el que el patriotismo, ese refugio de cobardes, no se demuestra en las trincheras sino en las tiendas, enarbolando las tarjetas de crédito como modernas bayonetas. El próximo libro de Gibson, el hombre que anticipó el ciberespacio, será una novela histórica.

FICHA
Historia cero
WILLIAM GIBSON
EDICIONES PLATA / URANO
21 €

Hollis, investigadora de tendencias de avanzada y excantante, vuelve a trabajar para el magnate del marketing global Hubertus Bigend en el último de sus planes lunáticos y brillantes: investigar las sutiles conexiones que existen entre el diseño de ropa para combate militar y los últimos avances de la moda textil, de modo de hacerse con un cuantioso contrato del Departamento de Defensa.

Un comentario

  • Javier 7 junio, 2012en6:03 pm

    Hola:

    Un amigo me comentó que había encontrado un blog donde se habla del libro de Néstor Sánchez. Me dio una gran alegría. Te lo paso.

    De Babelia no te preocupes, estoy seguro que se lo diste a alguien para que lo hiciera y nadie lo hizo. Me vale tu gesto. A mi me vale lo que el blogero dice de mi prólogo, que es lo que en el fondo quería que fuese ese prólogo.

    Un abrazo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: