El negocio de la guerra

16 junio, 2018

JAVIER GARCÍA RECIO

El Madrid de 1936, convertida en frente de guerra y retaguardia, ve salir de sus cloacas a los personajes que se enriquecerán con el conflicto

El escritor e historiador Fernando Castillo. L.O.

La guerra permite escenarios grandiosos para la heroicidad, la nobleza o la entrega extenuada por los ideales, pero la guerra es también un monstruo ambivalente de valores opuestos que, cuando se enquista en una gran ciudad, ofrece sus fauces a personajes que hacen de ella, de la guerra, un sabroso negocio, un campo donde realizar, fuera de los cauces legales, operaciones comerciales de compra y venta de mercancías que tienen la doble condición de ser básicas y muy escasas, lo que les permite obtener buenos beneficios y enriquecerse a costa de la tragedia de muchos. Se trata de personaje, en su mayoría, surgidos del mundo del hampa o de la marginalidad. Se unen la necesidad y la falta de escrúpulos para dar un resultado de tipos que se mueven con prestancia y astucia en el mundo del mercado negro. Es cierto que arriesgan, pero a buen precio.

Este es el mundo que retrata Fernando Castillo en su nuevo libro La extraña retaguardia, que no es otra que la retaguardia madrileña de la capital de España durante los años que vivió en guerra y asediada hasta la entrada de las tropas de Franco.

Es nuevamente Editorial Fórcola quien edita este estudio esencial para conocer a esos otros personajes que no estarán en los libros de historia, ni siquiera muchos de ellos en los periódicos de la época, pero que superion ocupar un sitio y aprovechar una ocasión que solo proporciona la tragedia y la miseria de otros.

Fernando Castillo ha estudiado con celo ese Madrid convulso y ha escudriñado más allá del velo de la vida cotidiana para rescatar a personajes turbios y enigmáticos como Alfonso López de Letona, Antonio Verardini, Alberto Castilla Olavarría, Fernando Valentí, Ángel Pedrero, Agapito García Atadell, Segundo Serrano Poncela, David Vázquez Baldominos o Cándida del Castillo, que supieron hacer de la guerra su gran negocio.

Imponente este trabajo de Castillo que pone luz a uno personajes sombríos en una ciudad en sombras por la oscuridad de la guerra.

FICHA
La extraña retaguardia
FERNANDO CASTILLO
FÓRCOLA EDICIONES
17 €
Fernando Castillo nos presenta una quest coral ambientada en el Madrid de la Guerra Civil: una ciudad a un mismo tiempo frente y retaguardia, en la que coincidieron unos personajes turbios que formaron parte de un ambiente sórdido que supieron aprovechar la guerra para su beneficio.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: