El homenaje a Pinocho de John Boyne

8 septiembre, 2012
El autor irlandés John Boyne.

El autor irlandés John Boyne.

JOSÉ VICENTE RODRÍGUEZ

Siempre recordado por el descomunal éxito que supuso El niño con el pijama de rayas, el irlandés John Boyne presenta con su último libro, En el corazón del bosque, un particular cuento de hadas que bebe mucho de la tradición de Lewis Carroll, Collodi e incluso de Michael Ende. Un relato onírico, con tintes de realismo mágico y aparentemente destinado al público juvenil, pero capaz de atrapar al lector adulto a través de la ingenuidad de quien comienza a descubrir las dolorosas servidumbres de la vida.

El cuento parte de una huida de la realidad que recuerda a la caída en la madriguera de Alicia y se desarrolla por cánones clásicos: el pequeño Noah Barleywater, de ocho años, se escapa de casa y no se detiene hasta llegar a un pueblo donde se encuentra con una tienda de juguetes repleta de marionetas de madera. El amable anciano que fabrica los juguetes intenta averiguar el motivo de su huida, y ante el silencio del niño, le cuenta la historia de su vida, que hará reflexionar al niño.

A pesar de ciertos altibajos, es destacable la capacidad de Boyne para ir desvelando a pequeñas dosis las partes ocultas de la historia, lo que hace que el interés no decaiga nunca. El homenaje a Pinocho está implícito a lo largo de todo el relato, y moldea el viaje iniciático emprendido por Noah, que se encontrará durante su periplo todo tipo de criaturas: árboles parlantes, aves de madera que vuelan o un reloj ruso que habla sin parar sobre política. También un árbol mágico del que sale la madera para todas las marionetas del viejo. El peligro para Noah es el deseo de quedarse para siempre en ese mundo de fantasía, pero la vida real lo aguarda. Una nueva muestra del talento de Boyne en un relato que gustará a todos.


FICHA
En el corazón del bosque
JOHN BOYNE
SALAMANDRA
13 €

Una mañana muy temprano, mientras sus padres aún duermen, Noah Barleywater se escapa de casa. En ayunas y sin dinero, se adentra en el bosque y no se detiene hasta llegar a un pueblo donde se encuentra con la tienda de juguetes más especial que cabe imaginarse: no sólo las hermosas marionetas de madera que pueblan los estantes se comportan como si estuvieran vivas, sino que también hay animales, vehículos y todo tipo de objetos inesperados. Un amable anciano, que fabrica los juguetes, lo invita a comer e intenta averiguar el motivo de su huida, y ante el silencio del niño, le cuenta la historia de su vida.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: