El espectro de la ambición

13 diciembre, 2013

RICARDO MENÉNDEZ SALMÓN

La mayor sacudida que como lector he experimentado en los últimos años me la provocó William T. Vollmann con su novela Europa Central, epítome de lo que puede aspirar a ser la gran narrativa del presente siglo. Por eso el rescate de Historias del arcoíris (Pálido Fuego), el segundo libro que Vollmann publicó en su carrera, allá por 1989, debe ser saludado como un acontecimiento excepcional. Historias del arcoíris adopta el aspecto de un libro de relatos, pero semejante definición se queda muy corta. Muy corta porque la unidad del libro es singularísima: el espectro de frecuencias de luz del arcoíris organiza el material resultante a voluntad del autor; y muy corta porque los mecanismos narrativos que Vollmann emplea son tan diversos (reportaje, autobiografía, ficción pura) como diversos son los registros que adopta (parodia, realismo clínico, vanguardismo pynchoniano).

En efecto, el libro nace como una suerte de estudio de campo sobre el lumpen de San Francisco, con la presencia del autor en una sala de radiología repleta de yonquis, en el submundo skinhead y en los ámbitos prostribularios, en la estela del periodismo gamberro de Hunter S. Thompson, para saltar a la narración de un episodio bíblico (el milagro de los tres muchachos judíos salvados por Yahvé del horno de Nabucodonosor) o a una historia de estranguladores que sucede en la India del siglo diecinueve. Cuando el desconcierto se ha apoderado del lector, Vollmann regresa a los escenarios de San Francisco para hablarnos, en primerísima persona, de su relación amorosa con una chica coreana en dos brillantes fragmentos, antes de introducirnos en la pieza mayor del conjunto y su órgano capital, un texto asombroso titulado La inmensidad azul, que por sí solo justifica la lectura del libro y conduce el tema del doble, quizás el más querido (y difícil de tratar) de la literatura fantástica, hasta cotas que, en el futuro, será complejo superar.

No contento con estos vaivenes, que ya han dejado al lector al pie del cadalso, Vollmann concluye su trabajo con un nuevo reportaje de campo, esta vez a propósito de Mark Pauline y sus Laboratorios de Investigación para la Supervivencia, una de las más audaces aventuras de la performance industrial, y con un relato extrañísimo sobre la pasión imposible entre una estudiosa de Heidegger y el Espíritu Santo. (El lector de esta crítica no debe escandalizarse al leer estas últimas líneas). Como se intuye, el espectro de la ambición de Vollmann es tan amplio como el espectro del propio arcoíris.

HISTORIAS DEL ARCOÍRIS, de William T. Vollmann

FICHA
Historias del arcoíris
WILLIAM T. VOLLMANN
PÁLIDO FUEGO
23,90 €

Ambientadas en entornos tan diversos como la antigua Babilonia, la India y los sórdidos suburbios de San Francisco, estas historias han sido ampliamente calificadas como perturbadoras, imponentes, osadas e innovadoras. Historias del arcoíris lleva de la mano al lector por un mundo que guarda una semejanza hipnótica con nuestras peores pesadillas. Su gran calidad artística confirmó la reputación de Vollmann como uno de los mejores escritores de nuestra época.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: