El escritor partisano

13 junio, 2014
Beppe Fenoglio.

Beppe Fenoglio.

ALFONSO VÁZQUEZ

Con motivo del reciente cincuentenario de su muerte, la editorial Sajalín publica por primera vez en español todos los cuentos del escritor italiano Beppe Fenoglio (1922-1963) y su novela póstuma El partisano Johnny, en la que, como en muchos de sus relatos, vuelca de forma magistral su experiencia en la guerra en la Italia rural.

En España Beppe Fenoglio (Alba, 1922-Turín, 1963) es todavía un secreto, aunque sea a voces. También en Italia su fama tardó en llegar. Lo hizo después de que el tabaco acabara con una vida corta pero intensa, como la de muchos de sus personajes. La publicación póstuma, en 1968, de su novela El partisano Johnny fue un éxito y le sacó de un discreto segundo plano, ese en el que siempre creyó vivir. Así lo escribió en un pequeño diario en 1954, en el que se lee: «Debo constatar por mí mismo que soy un escritor de cuarto orden. No por eso dejaré de escribir, pero habré de considerar mis futuros trabajos no más que la satisfacción de un vicio». Las inseguridades de quien en suma es uno de los mejores autores italianos del pasado siglo.

Lo podemos comprobar en la reciente conmemoración del cincuentenario de su muerte. La editorial Sajalín acaba de publicar por primera vez en España sus cuentos completos, agrupados con el título de Un día de fuego y la novela que le hizo famoso, El partisano Johnny.

Quizás habrá que aclarar que Fenoglio siempre se sintió escritor y partisano a partes iguales. Sus experiencias en la lucha contra los fascistas, unido a los partisanos siendo un veinteañero, impregnan la mayoría de sus textos.

Sin duda son lo mejor de Un día de fuego, un libro repleto de cuentos de guerra potentes e inolvidables, a la misma altura que ese retraso voraz que de nuestra Guerra Civil hizo Manuel Chaves Nogales en A sangre y fuego, otro libro imprescindible.

Los relatos del italiano están repletos de furia, emboscadas, traiciones, bravatas…comienzan de hecho con la incomprensible toma de Alba por los partisanos: «Tomaron Alba dos mil el 10 de octubre y la perdieron 200 el 2 de noviembre del año 1944». Sus cuentos, alejados de toda heroicidad, retratan la miseria de la guerra y de la vida y nos regala retratos y diálogos veraces en un ambiente rural, el del Piamonte, que Fenoglio demuestra conocer a la perfección.

Un día de fuego, el título por cierto de uno de sus cuentos más impactantes, una moderna tragedia griega, incluye aparte de la magnífica saga partisana una suerte de continuación con los cuentos de la posguerra, que nos muestran a esos mismos guerrilleros desnortados una vez acabada la contienda, incapaces de encontrar su lugar en un mundo que sigue girando sin necesidad de marchas campo a través y fusilamientos. Los cuentos de Fenoglio también están agrupados en relatos de parentela y de pueblo, con importantes pinceladas personales y, curiosamente, el autor demostró su valía en un campo tan exótico como el de los cuentos fantásticos, incluidos en el libro. El primero de ellos, Un crucero a las antípodas, podría haberlo firmado Stevenson. Termina este completísimo volumen con el mencionado diario de 1954 y un cuento autobiográfico que es uno de los relatos que mejor describen la irrupción del amor, paradójicamente en un lugar tan poco trillado por la literatura como un partido de baloncesto.

Hemos hablado de Stevenson, y falta por resaltar que Beppe Fenoglio fue un gran amante de la literatura inglesa, lengua que hablaba y traducía a la perfección.

Este dato se aprecia en los cuentos y en ese maravilloso fresco de la guerra que es El partisano Johnny, sin duda una obra maestra con un protagonista, un joven culto y soñador, desengañado por la falta de épica y heroísmo de l guerra, en el que podemos ver al propio escritor contando buena parte de sus intensas experiencias bélicas. La pluma del autor italiano está salpicada de expresiones y palabras inglesas que, si bien conforman una aproximación al lenguaje bélico propio de un conflicto internacional, en el fondo también suponen una declaración de amor a esa lengua extranjera que aprendió con delectación.

Beppe Fenoglio, aunque se consideró escritor y partisano y así reza en su tumba, es algo más que un autor que escribe muy bien sobre la guerra: es el retratista de una época y un mundo, la Italia rural de mediados del siglo XX, a la que le supo sacar toda su magia, conflictos y contradicciones. El escritor italiano merecía ser recuperado con todos los honores en España. Muchos lectores lo disfrutarán.

Un día de fuego: cuentos completos, de Beppe Fenoglio

FICHA
Un día de fuego
BEPPE FENOGLIO
SAJALÍN
27 €

Un día de fuego reúne, en un solo volumen y por primera vez en castellano, todos los cuentos del escritor y partisano italiano Beppe Fenoglio. La lucha contra nazis y fascistas en las colinas de las Langhe marcó profundamente al joven Fenoglio, que escribió sobre ello sin el romanticismo ni la retórica de los «vencedores» en cuentos como Los veintitrés días de la ciudad de Alba Viejo Blister.

El partisano Johnny, de Beppe Fenoglio

FICHA
El partisano Johnny
BEPPE FENOGLIO
SAJALÍN
29,5 €

Un joven estudiante italiano, crecido en el mito de la literatura y el mundo inglés, decide unirse, tras la desbandada del ejército italiano del 8 de septiembre de 1943, a los partisanos que luchan en el norte de Italia contra los nazis y los fascistas. Pronto descubrirá que la vida partisana se encuentra muy alejada del ideal que había alimentado; sin embargo, Johnny -su nombre de guerra- no abandonará la temeraria determinación de combatir en las colinas, derrota tras derrota, contra un enemigo muy superior

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: