El crecimiento de un escritor

26 septiembre, 2013
David Vann ha demostrado tener oficio de escritor en sus tres novelas.

David Vann ha demostrado tener oficio de escritor en sus tres novelas.

JAVIER GARCÍA RECIO

Tierra es la tercera novela de David Vann, con ella confirma lo apreciado en las dos anteriores: que Vann es un escritor de talla que sigue la estirpe de otros como Cormac McCarthy.

Con tan solo tres novelas David Vann, llegado de las tierras de Alaska, se ha convertido en un escritor de talla. ¿Por qué? Vann sabe exponer con una fuerza narrativa poco común las tragedias cotidianas que asolan a las familias cuando se rompen, maldecidas por el veneno de la codicia, la envidia o el odio.

Así ocurrió en sus dos primeras novelas Sukkwann  Island y Caribou Island. Ambas descubrían a un nuevo escritor de gran talento; ahora su tercer trabajo, Tierra (Mondadori), confirma aún más a un escritor de talla, de una prosa lúcida y vigorosa, con un estilo duro pero muy expresivo y con un virtuosismo especial por destripar las pequeñas y grandes tragedias familiares.

Una casa familiar es el hogar del protagonista de Tierra, el joven Galen, que vive con su madre en un ambiente familiar en plena descomposición y en el que la disputa por una sustanciosa herencia será la causante de tensiones domésticas, mientras la sombra de la fatalidad planea sobre sus cabezas.

Junto a estos dos personajes, aparecen Helen, la tía de Galen, una mujer que no quiere olvidar su desgraciada infancia en la que cree que su hermana (la madre del protagonista) fue más favorecida y eso la llena de odio y rabia, que descarga a su vez contra su hija Jennifer, una joven que utiliza sexualmente a Galen. La abuela de Galen es el quinto personaje de la novela, una mujer que ha perdido la memoria y para la que Vann se inspiró en su propia abuela.

Como era previsible, el drama termina por acudir a su cita, pero cuando acontece no trae sosiego al lector. Es como una tragedia clásica griega, en la que una madre y un hijo que se quieren acaban destruyéndose, porque no solo la muerte destruye, lo hace aún más el instinto dañino del que deja morir a otro.

Todo ello le sirve a Vann para trazar en su interior una historia muy humana, contada con coherencia y realismo, sin artificios tragicómicos. La historia, que es la del fracaso de sus protagonistas, no necesita añadidos impostados. David Vann la describe tal cual, con la dureza propia de sus elementos y la acompaña sólo de un escenario despiadado y sin duda excepcional para engrandecer por sí solo los acontecimientos narrados.

El entorno natural pone a prueba, de forma continua, la adaptabilidad de los personajes al medio, por ello ese entorno no puede ser neutro, tiene que tener un significado, porque habla del interior de los personajes y afecta al conflicto. Hay una omnipresencia del paisaje geográfico y el papel que éste ejerce como moderador del comportamiento humano.

Marcado por la ausencia de signatura en los diálogos, que no son abundantes, y la economía de medios en la descripción de las acciones, Tierra es el libro de un escritor que no muestra piedad, un escritor cuyo crecimiento en el desempeño de su oficio es patente a lo largo de toda la narración.

Tierra, DAVID VANN

FICHA
Tierra
DAVID VANN
MONDADORI
22 €

Galen tiene 22 años y vive en casa con su madre, Susie-Q, en un extenso huerto de nogales. Lo que en su día fuera una intensa y estrecha relación filial, ahora se ha convertido en una convivencia llena de ira. Galen no puede soportar ciertos comportamientos de su madre, por lo que muy a menudo se enfurece. El muchacho sufre, además, el complejo de profeta.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: