El aviso que no fue escuchado

14 agosto, 2012

Ödön Von Horváth murió en París con apenas 36 años.

Ödön Von Horváth murió en París con apenas 36 años.

MIGUEL FERRARY

Cuando Hitler ganó las elecciones alemanas en 1933 había un consenso casi generalizado sobre su final. Se pensaba, con cierta ingenuidad, que sería un títere manejable por la burguesía, que le permitiría eliminar a los elementos revolucionarios que amenazaban con desestabilizar el Estado. Craso error. El germen del autoritarismo, el racismo y la violencia como arma de actuación política habían germinado en Centroeuropa desde hacía años, hundiendo sus raíces con fuerza en el pensamiento colectivo. Pocos fueron los que supieron intuir lo que se avecinaba. En este punto se eleva la figura del escritor austrohúngaro Ödön Von Horváth, que tuvo una sobresaliente carrera literaria y la clarividencia de anunciar que el nazismo no iba a ser una tormenta de verano, sino una época de glaciación.

El eterno pequeñoburgués, publicada gracias a la labor de la editorial Marbot, es una de estas obras que anuncian la decadencia de los valores de Alemania y Austria y que, escrita en 1930, no deja lugar a dudas de que Europa estaba condenada a una escalada de violencia ciega y revanchismo.

La estructura de este libro es peculiar. Está formada por tres historias independientes, pero que se interconectan con unos personajes comunes que deambulan por un mundo en crisis, del que ellos son ejemplos por la ausencia de valores y perspectivas de futuro. La primera de las historias es El señor Kobler se vuelve paneuropeísta, en la que se relata el viaje de un buscavidas, pícaro pero atolondrado, que realiza un curioso viaje en tren desde Munich hasta Barcelona, donde quiere asistir a la Exposición Universal de 1929 para dar –lo que se conoce popularmente como– un braguetazo. Este viaje le permite conocer a una amplia variedad de personajes que muestran la convulsa situación política de Alemania y Austria.

Los relatos La señorita Pollinger se vuelve práctica y El señor Reithofer se vuelve altruista están íntimamente ligados. En el primero se pone de relieve la falta de valores de la sociedad y la degradación personal que provoca, con la miseria como acicate. El último de los relatos sirve para mostrar una visión más amable, un rayo de esperanza en la condición humana entre tanta pobredumbre.

El estilo que utiliza es aparentemente ligero y humorístico, con situaciones cómicas que pueden llevar al engaño. No estamos ante un divertimento, sino ante una radiografía certera de la triste deriva de la Europa, que se deslizaba sin remedio hacia la Segunda Guerra Mundial. Von Horváth es una lectura imprescindible para entender la Alemania de los años 20 y 30. Su prematura muerte en 1938 le evitó ver cómo sus intuiciones se cumplían trágicamente.

FICHA
El eterno pequeñoburgués
ÖDÖN VON HORVATH
MARBOT EDICIONES
17 €

La novela sigue la pista de tres personajes cuyas vidas se entrecruzan en la Alemania inmediatamente previa al ascenso de Hitler. En el primero y más extenso de estos relatos, el protagonista viaja a Barcelona para asistir a la Exposición Universal del 29, con la idea de convertirse en “moderno”. Los otros dos relatos se ocupan de la caída en la prostitución y posterior rescate moral de una amiga suya en Múnich. A través de estas historias ligeras y burlonas, el autor señala con un dedo seguro (en un momento en el que pocos eran capaces de hacerlo) el ascenso imparable y aparentemente inane del nazismo.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: