Historia: entre el mito y la ficción

29 noviembre, 2013
Miguel-Anxo Murado propone una interesante reflexión sobre la historia.

Miguel-Anxo Murado propone una interesante reflexión sobre la historia. FOTO DE VÍCTOR ECHAVE.

MIGUEL FERRARY

Todo lo que usted aprendió en el colegio de la historia de España es mentira. O al menos no hay razones para pensar que sea más verdad que cualquier libro de literatura, como El Quijote. Esta es la tesis que plantea Miguel-Anxo Murado en un libro sugerente, desasosegante, irreverente y muy inteligente, que pone patas arriba esos pasajes históricos que hemos aprendido de pequeño y nadie se atreve a cuestionar para no quedar como un raro.

Con el libro La invención del pasado (Debate) Miguel-Anxo Murado reconoce que no le importa quedar como un señor raro que se dedica a descubrirnos que los Reyes Magos son los padres. Ha estudiado, ha buceado en muchas fuentes, ha comparado y analizado textos históricos y ha llegado a una serie de conclusiones que nos cuestionan la fiabilidad del relato histórico oficial.

Poco a poco, página a página, Murado va quitando capas de mitos y prejuicios a la historiografía oficial. Está centrado en la española, pero él reconoce que la creación literaria de los hechos históricos no es un mal que aqueje a España, sino que es común a todos los países y que tiene mucho que ver con la necesidad humana de encontrar un relato coherente para explicar el pasado.

El meollo del planteamiento de Murado en La invención del pasado es ir analizando los hitos clásicos de la historia de España: Numancia, Viriato, la conquista árabe de la península, Don Pelayo, Al-Andalus, el papel de Isabel la Católica, la Armada Invencible… La lista es larga y llena de imágenes sugerentes, pero en su mayoría fruto de las creaciones literarias de cronistas que no fueron contemporáneos y les movía intereses ajenos a la narración fiel de los hechos.

Uno de los ejemplos que aborda Murado con detalle es la batalla de Covadonga, cuyo relato oficial es tremendamente parecido a otras batallas producidas en esas fechas, como Roncesvalles o Poitiers. Es más, tiene elementos que parecen sacados de diferentes relatos de la historia antigua y que fueron reinterpretados para crear el mito de la resistencia ante la invasión, con idea de dar legitimidad a los reinos cristianos que se fundaron en el norte de España.

El autor acude además a la literatura comparada para analizar las distintas fuentes históricas claves en la confección de la historia, poniendo de relieve las notables semejanzas existentes en la historia de la génesis de muchos países y sacando a la luz las claves de la redacción histórica. Como dato, el autor cita estudios que identifican 36 arquetipos de situaciones y personajes que se repiten en las historias nacionales de todos los países, representando hechos que tienen una semejanza más que sospechosa.

Es especialmente interesante el relato de cómo han evolucionado diversos hechos históricos desde que están datados a como se cuentan en la actualidad. Según la sensibilidad de cada época, los intereses políticos o la necesidad de mandar un mensaje, los hechos se han interpretado de forma diferente en el siglo XIV, en el XVIII, en el XIX o en el XX. Y lo que es peor, posiblemente esa variación de la narración surja a partir de una fuente poco fiable que se ha inventado o recreado acciones 100 ó 200 años después del suceso que relata.

Murado plantea un sugerente reto al lector, como es deshacerse de sus prejuicios y analizar con espíritu crítico la historia. No deja de ser polémico mucho de lo que plantea y pone en duda, no sólo los aspectos que puedan ser dudosos por la falta de fuentes, sino relatos tremendamente detallistas sobre cómo se vivía en Al-Andalus, por ejemplo, destacando que la profusión de detalles sólo nos da una sensación irreal de seguridad, pero suele ser la prueba de que existe más literatura que descripción verídica. También advierte del peligro que corremos ante el poder expresivo de las imágenes, como cuadros y fotos, que han manipulado nuestra percepción del pasado, con imágenes que ya asociamos como representaciones realistas de hechos históricos, pese a sus incongruencias, anacronismos o licencias artísticas.

Léanlo, reflexionen, disfruten de la polémica. No le dejará indiferente y le permitirá acercarse a la historia con menos prejuicios.

LA INVENCIÓN DEL PASADO, DEBATE, MIGUEL ANXO MURADO

FICHA
La invención del pasado
MIGUEL ANXO MURADO
DEBATE
16,90  €La historia oral, la popular, la conocida por la mayoría de los españoles, es en gran medida una amalgama de mitos basados en hechos reales y modificados por los historiadores de cada época para servir a unos intereses particulares. Partiendo de esta idea irreverente, Murado trata la historia de España desde la misma óptica que escogiera para su libro anterior para estudiar Galicia, como un artefacto a desmontar para mejor examinar sus piezas y ver qué esconden realmente.

No hay comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: